Me amenazaron con matar a mi hija y esposa si denunciaba: víctima de abuso policiaco en Cancún

Un mesero fue víctima de abuso policiaco en Cancún, y narró a Por Esto! que fueron cuatro horas en las que recibió golpizas desde el primero momento, y que lo obligaron a firmar unos documentos bajo amenazas
viernes, 7 de enero de 2022 · 12:04

Rudy Negrete Loeza, un joven mesero de 22 años, denunció que tras ser sacado de su domicilio en la Supermanzana 245 de Cancún, por elementos de la Policía Quintana Roo, afirmó que los uniformados lo amenazaron con matar a su esposa e hija de un año de edad si los denunciaba. Los agentes fueron separados de su cargo, pero se desconoce si están detenidos o en la calle, de ser el último caso, teme que cumplan con sus amenazas.

“Mi único error que sé, estoy consciente, es que fumo mota, no más. Ese día mi mujer no estaba, salió a comprar comida y me di un toquecito estando solo en el patio de mi casa, porque yo no fumo dentro o en la calle, estaba en mi casa”, expresó. Si bien reconoció su presunta adicción, afirmó que “eso no me hace delincuente”.

En entrevista exclusiva a Por Esto!, a las afueras de las oficinas de la Secretaría de Seguridad Pública de Cancún, ubicadas sobre la Avenida La Costa, donde acudió a ratificar su declaración, sin embargo, lo mandaron al área de Asuntos Internos de la Policía Estatal; Rudy dijo que el día de los hechos los policías pasaron frente a su casa y al verlo se frenaron y regresaron dos elementos corriendo para irrumpir por la fuerza en su vivienda.

“Patearon la reja de mi casa, entraron y  me querían sacar a la fuerza, como no pudieron esos dos ingresaron los demás, en total eran ocho elementos estatales, siete hombres y una mujer”, indicó a Por Esto!.

Detalló que los policías lo comenzaron a jalonear, momento en que se percataron los vecinos y comenzaron a grabar los hechos. “Como no me dejé, me tiraron al piso y me comenzaron a pisotear y patear las piernas, me esposaron y me apretaron mucho, ocasionándome varias marcas. Me sacaron de mi casa arrastrando, me subieron a la patrulla”.

Relató que al momento de la detención, su esposa no se encontraba en el domicilio, ya que había salido a comprar y al regresar se percató de los hechos. De acuerdo con un video que difundieron los vecinos en redes sociales, se observa cómo la pareja de la víctima carga a una niña y sube a la patrulla, en tanto, él es golpeado, arrastrado y trepado a la unidad de la Policía Quintana Roo cuál bulto de papas.

“En la patrulla con mi mujer y mi hija en brazos, los policías me comenzaron a pegar y todo, a mi mujer un policía le pegó una cachetada para que se callara y me siguieron golpeando, porque ella pedía que me dejaran de golpear”.

Afirmó que perdió la noción del tiempo debido a la salvaje golpiza que le propinaron, porque una vez al llegar a los separos de la policía estatal, lo alejaron de su esposa y lo llevaron a un cuarto.

“Me metieron, me vendaron los ojos y mocos (golpes), uno tras otro, uno tras otro. Me decían que estaba muy machito en mi casa y me seguían pegando. En el video claramente se ve que no salí con heridas, pero cuando me entregaron fue con todo y golpes, me dieron patadas en la cara, en la cabeza, también me dieron puñetadas. Tengo varios golpes en la cabeza, la verdad no sé bien si fueron a pistolazos, pero fue con algo duro que me pegaron, porque no fue sólo con puños”.

Entre la golpiza, relató que le preguntaron datos personales de su familia, incluyendo esposa e hija y al negarse a contestar, lo siguieron agrediendo hasta que contestó.

Agregó que después de la golpiza, medianamente le quitaron el trapo con el que le vendaron los ojos y lo hicieron firmar unas hojas, pero al momento que quería leer lo que rubricaba, lo golpeaban.

“Me decían que firmara, pero yo no quería y me golpeaban. Para eso ellos ya me habían preguntado el nombre de mi mamá, de mi papá, dónde vivo, a qué me dedico, toda esa información me la sacaron a punta de golpes, y ya con esa información me amenazaron para que firmara los papeles. Firmé papeles que yo no quería firmar, me obligaron hacerlo en contra de mi voluntad”.

El agraviado dijo que fue detenido aproximadamente entre las 12 y 12:30, pero fue llevado al “Torito” aproximadamente a las 5 de la tarde, “vi un policía, no le pude ver la cara la verdad, pero ya tenía acomodada en una mesa seis líneas de paquetes, al parecer marihuana y unas treinta bolsitas, ya lo tenían acomodado. Mientras uno me golpeaba me decía que yo me iba a ir a la grande. Ellos me estaban plantando una mochila que yo ni llevaba, en el video se ve que no llevo nada y me querían poner una mochila donde según yo llevaba la droga y con eso me tenían amenazado”.

Con coraje y miedo a la vez, reitera que los policías lo amenazaron con asesinar a su esposa y a su hija de un año de edad si los denunciaba. “Me dijeron que los primeros que iban a pagar eran mi hija y mi mujer, que la tenían ubicadas y las iban a matar”.

Expresó que luego de que el video causara revuelo en las redes sociales fue puesto en libertad, pero pagando una fianza de poco más de mil 300 pesos, en tanto que a su esposa le dijeron que “por apoyo” no iba a pagar nada.

Una vez que fueron separados al llegar a las instalaciones del Torito, a la esposa le quitaron a su hija y se la entregaron al Grupo Especial de Atención a Víctimas de Violencia Familiar y de Género (Geavi) de la Policía Estatal de Quintana Roo.

“Nos dijeron los de Geavi que mi hijo ya estaba con mi mamá y mi suegra, pero cuando salimos yo y mi mujer, las vimos a ellas, pero no tenían a mi hija, no sabían dónde estaba. Anduvimos dando vueltas y vueltas en el DIF Cancún de la 94 y Punto Morado, pero realmente nadir sabía dónde estaba mi hija hasta la mañana. Al final nos dijeron que estaba en unas oficinas de la Huayacán, la llevaron a la 94 y ahí nos la dieron”.

Por su parte, Martha, su madre, lamentó que este tipo de situaciones se den por parte de los elementos de la policía, quienes son los encargados de velar por la seguridad de los quintanarroenses.

“Él fue afectado tanto físicamente como psicológicamente, él fue vendado de los ojos y detenido en la estatal tres horas y todo ese tiempo fue golpeado, además del allanamiento de morada, privación ilegal de la libertad, hay muchas cosas que están fuera de lugar que estos elementos cometieron”, expresó.

Mencionó que aún hace falta que realicen algunos estudios médicos para saber si tiene lesiones internas, ya que a simple vista se le aprecian golpes en el rostro, cabeza, tórax, espalda, piernas y pies.

“Afortunadamente están saliendo a la luz las fechorías de todas estas personas, falta hacerle estudios médicos, fueron muchos los golpes que recibió estando dentro de la casa y los que le dieron en la patrulla y en la estatal, tiene la cara repleta de golpes, pero falta ver los daños que hayan ocasionado internamente”, apuntó la madre.

Otro de los familiares de Rudy, de quien solicitó se omitiera su identidad, afirmó que el perro que atacó al policía, fue porque éste invadió su espacio, ya que se introdujo a la vivienda y el perro reaccionó por instinto. “Ellos fueron y entraron, patearon la malla y reaccionó por instinto”, afirmó.

La mujer mostró las heridas que le ocasionaron los policías, principalmente en el brazo y pecho, luego de forcejear con una mujer policía.

Rudy y su familia acudieron a la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, donde interpusieron la denuncia en contra de los elementos de la Policía Estatal, misma que quedó asentada en la carpeta de investigación FGE/QROO/BJ/01/96/2022; a su vez, acudieron a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Cdheqroo), donde también denunció los hechos.

El afectado advirtió que en las últimas horas han pasado patrullas de la Policía estatal frente a su vivienda, pero llevan ocultos los números de las camionetas, lo que ha generado que crezca su temor hacia ellos. “Los hago responsables de lo que le llegue a pasar a mi esposa e hija”, fustigó.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, que encabeza Lucio Hernández Gutiérrez, reveló que la dirección de Asuntos Internos abrió la carpeta de Investigación SSP/SUBSEC/DAI/INVEST/0001/2022, con la finalidad de realizar una investigación, donde –reconoce la dependencia- “los elementos policiales presuntamente llevaron a cabo acciones en contravención a los principios de actuación policial previstos en la ley”.

En ese sentido, se informó que los policías de manera preventiva fueron separados de sus funciones, pero no se especificó si fueron detenidos, concentrados, están libres o a disposición de la Fiscalía.

Por su parte, Lucio Hernández Gutiérrez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, afirmó en entrevista que “la investigación de esos hechos, de las primeras investigaciones que realiza Asuntos Internos se desprende la comisión de conductas probablemente sancionadas por las leyes penales anteriores, a lo que se observa en ese video, de ahí el proceder de los elementos policiales”, respondió el jefe policiaco al ser cuestionado por el actuar de los uniformados.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

CG

Otras Noticias