Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

México

Detienen a 2 presuntos responsables por el asesinato de una familia en León

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Yucatán

Aplican vacunas contra el COVID-19 en Akil y Oxkutzcab.Tan solo en el municipio de Oxkutzcab se aplicarán cerca de cuatro mil dosis

Yucatán

Sergio Grosjean aseguro que la presencia de los medidores de luz en los cenotes puede llevar a la contaminación del agua

En el marco del Día Internacional del Agua, exponen que la situación de la basura en los cenotes es preocupante, no solamente porque se vive una situación grave de basura que está ocasionando que el estado sea propenso al cáncer, sino porque nadie está haciendo nada al respecto y esurgente invertirpara tomar medidas que contribuyan a solucionarlo, dijo Sergio Grosjean, director de Expedición Grosjean, por medio de la cual realizan saneamientos de cenotes.

Luego de haber extraído 117 medidores de luz el 6 de diciembre de 2020 y 95 en la última semana, Grosjean alertó del peligro que esto conlleva, ya que dichos aparatos cuentan con componentes altamente contaminantes como cobre, plomo e imanes y, dado que en la zona se encontraron peces muertos y esqueletos de tres cocodrilos, cuestionó si fue consecuencia de la contaminación del agua.

Asimismo, recordó que en dicho saneamiento, realizado con el apoyo de la Fundación Bepensa, los medidores de luz se encontraron debajo de una gruesa capa de sedimento.

Expuso que se requiere de inversiones para poder continuar con el trabajo de extraer dichos elementos del fondo de los cenotes, pues aún quedan ciento. “No sabemos cuántos porque utilizamos detectores de metales para poder ubicarlos”, expresó.

El director aseguró que, en este caso, se habla de metales pesados, por lo que se hace evidente la gravedad de la contaminación, en especial, porque este tipo de material puede recorrer grandes distancias.

“El agua que pasa por el cenote acaba en el mar y, durante el trayecto, puede toparse en el camino con otros cenotes o, finalmente, acabar en algún cárcamo de alguna población que traiga agua, y estamos hablando de metales altamente cancerígenos”, señaló Grosjean.

Ahondó que desconocen cómo fue que los medidores llegaron hasta ahí, sin embargo, invitaron a la Comisión Federal de Electricidad durante (CFE) su primera visita y se los entregaron para que hagan un estudio porque “es el lugar menos adecuado para tirarlos”.

Apuntó que la situación “es muy preocupante”, por lo que hoy mismo se estará poniendo en contacto con la CFE para encontrar alguna vía.

“Hay que señalar que este tipo de aparatos electrónicos poseen componentes altamente contaminantes como cobre, plomo e imanes, y de allá nuestra interrogante en conocer si estos metales pesados fueron los que originaron la muerte de peces, que se observaron muertos en el fondo”, detalló Grosjean. La evidencia directa es la contaminación producida por la basura en general y, en específico, los medidores. A pesar de ello, dijo que lo ideal sería hacer un estudio de la calidad del agua, sin embargo, son muy costosos.

“Yucatán tiene la bendición de que tenemos muchísima agua, pero tiene una maldición son los malos gobiernos”, acusó.

Abundó que es increíble que un estado, con 106 municipios, cuente únicamente con un relleno sanitario, ya que esto afecta directamente al agua, pues la basura se echa en tiraderos al aire libre y, cuando llueve, todo lo que la basura produce se va al manto freático.

“Mientras más nos acercamos a la costa, la distancia que existe entre la superficie y el manto freático desciende”, explicó. Amplió que la superficie es como tener (o no) un filtro para los agroquímicos, metales pesados o cualquier contaminante “pero finalmente van a lograr pasar porque son líquidos que duran muchos años y no se descomponen como la materia orgánica”.

Además, “las carreteras son un asco.  Es penoso”. Señaló que para ir a un cenote “se tiene que ir surfeando los cerros de basura”, pero declaró que no en todos los casos es porque la gente sea inconsciente, sino que muchas poblaciones no cuentan con relleno sanitario ni basureros. “Hay pequeñas poblaciones que ni la misma comunidad tiene espacios para depositar los residuos sólidos”, dijo.

Este tipo de agresión contra el medio ambiente afecta al agua porque el líquido que se interpola al manto, llega con residuos peligrosos. “La gente se pregunta por qué hay tanto cáncer en Yucatán, pues ahí está la respuesta: el agua”.

“El agua que llega a nuestras casas, a través de los cárcamos, sólo se clora, o sea, va a matar las bacterias, pero no los metales pesados, agroquímicos y otros agentes altamente cancerígenos”, manifestó Sergio.

Con ello, pidió que el Gobierno invierta en la limpieza y saneamiento del agua y a la población le solicitó separar su basura y llevar sus residuos a centros de acopio, en especial, aquellos peligrosos como las baterías, ya que una sola puede llegar a contaminar mil litros de agua.

SY