Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Internacional

Jueza desestima las acusaciones en contra de Trump relacionadas con documentos clasificados

Volver

Yucatán

La agrupación Nojchil Kaj de Kinchil se presentó ante el IMPI para pedir que se les reconozca como colectivo en defensa del medio ambiente

Una comitiva de la agrupación Nojchil Kaj de Kinchil se presentó en las oficinas del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), a fin de que se les reconozca como un colectivo indígena que tiene como principal objetivo la defensa del medio ambiente, el agua y la tierra de su comunidad, según explicó el líder Alejandro Cab.

El entrevistado comentó que con la participación de más de 200 comuneros locales se constituyó el grupo llamado Nojchil Kaj, que significa “representantes del pueblo”, quedando la directiva conformada por María Modesta Canul Chuil, Federico Mau Cuitún, Fermina Elena Chan Borges, José Eduardo Madera Canul, Heidy Guadalupe Dzul Pech y José Alejandro Cab Pool, quienes acudieron a las instalaciones del IMPI con la finalidad de proporcionar la documentación necesaria para que su movimiento organizado reciba validez oficial.

Durante una asamblea realizada anteriormente en el centro de la localidad, con la participación de más de 200 personas, se tomaron los primeros acuerdos, entre ellos constituir el Consejo Maya, así como asumir el compromiso de la defensa del medio ambiente, el agua y las tierras. “Ahora estos recursos se ven amenazados por la llegada de agendas que pretenden instalar granjas porcícolas en la comunidad, sin importarles los daños que causan a la flora, fauna y seres humanos por la contaminación que generan con la cría de miles de cerdos”, dijeron.

También se resolvió en la junta retomar una ancestral costumbre que consiste en dar autoridad moral al Consejo Maya para la toma de decisiones en reuniones, a fin de cumplir con sus preceptos y además evitar que personas ajenas a la comisaría intenten adueñarse de las propiedades de los habitantes sin pasar por acuerdos libres y democráticos.

En la jornada de diálogo fue notoria la presencia de pobladoras como Libia María Pool, Heidy Guadalupe Dzul Pech, María modesta Canul Chuil y Gilda Canul, quienes expresaron su sentir y opinión relacionada con la contaminación del agua en la demarcación por la presencia de granjas porcícolas que perjudican los hábitats naturales, lo que repercute en actividades como la apicultura y ganadería, entre otras.

“La contaminación no es del futuro, es una realidad, y todo Kinchil sabe que el agua está mezclada con heces fecales porcinas de empresas que se ubican en terrenos de la localidad, lo que aumenta el riesgo de contraer enfermedades. Por eso, debemos organizarnos y unirnos para defender nuestra salud y lo que nos pertenece”, manifestó la pobladora Heidy Guadalupe Dzul Pech.

También dijeron que tienen el derecho de constituirse como agrupación de acuerdo con la Constitución Mexicana y, en pleno uso de estas garantías, se interesaron en ser reconocidos por las autoridades correspondientes.

Por último, los miembros del Consejo Maya acordaron la instalación de una mesa de debates, la cual quedó integrada por Javier Pech, Gregoria Dzul, Félix Canul y Jorge Chuil Canul, quienes se encargarán de presentar al colectivo distintas problemáticas de la comisaría y de interés público que deberán atender como asociación.

Finalmente, los activistas invitaron a personas de la población y de otros municipios del Estado a sumarse a esta agrupación, con el objetivo de buscar la unidad de todas las localidades de Yucatán y defender las tierras como es el caso de la cabecera de Hunucmá, la cual sigue en pie de lucha contra la empresa Bachoco, que presuntamente se apropió de grandes cantidades de terrenos e incluso ha cerrado varias calles.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información GC

SIGUIENTE NOTICIA

Yucatán

Reabren la zona arqueológica de Aké en Tixkokob tras incendiarse.