Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Quintana Roo

Alumnos de Chetumal y Bacalar volverán a clases este lunes 24 de junio

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Entretenimiento

Viacrucis de Iztapalapa, de las representaciones de Semana Santa más importantes del mundo.El Viacrucis de Iztapalapa no sólo atrae a fieles de todo México, sino también a visitantes internacionales

Yucatán

La fallta de floración por la sequía en Yucatán ha causado que la producción de miel disminuya, causando una de las peores crisis de los últimos años

Más de 13 mil apicultores en todo Yucatán se enfrentan a una de las más graves crisis de los últimos años; un bajo precio de venta que ronda los 24 pesos por kg y una igualmente baja producción derivada de la falta de floración por la sequía y deforestación, mantienen a los productores consternados.

Muchos campesinos señalan que el bajo precio al que se vende la miel no cubre ni siquiera el costo de producción. El líder apícola, Gamaliel Canto Dzul, presidente de la Asociación Ganadera Especializada en Apicultura y Meliponicultura de Tizimín señaló: “La mayoría de los apicultores del municipio de la Ciudad de Reyes sigue con la actividad por pura pasión”.

El productor petuleño, Juan Cen, remarcó que el precio de la miel no alcanza ni para un refresco. “El precio del dulce no va de acuerdo con la inversión que realizamos. Cada vez aumentan más los costos del equipo que utilizamos, como las tapas, fondos, cuadros y cera, y el dinero gastado no se recupera”, apuntó.

Pero no sólo es el valor del producto, sino además la difícil comercialización. Gilberto Dzul Mena, productor de Sinanché, quien durante el arranque de la temporada comercializó cerca de una tonelada del dulce, comentó: “No ha sido un buen comienzo, el precio es muy bajo, se llevan la miel y nos pagan a las semanas, hasta que la empresa a la que se lo entregamos le busque mercado”.

Explicó que una de las razones por las cuales se ha desplomado el valor del dulce es que los países europeos realizaron una sobreoferta del producto por el tema de la guerra entre Ucrania y Rusia.

“Nos explicaron los directivos de las empresas que por estos dos países el precio de la miel está bajo, abarataron el producto que tenían en bodegas. Por eso nos afectaron a nosotros como país, lo mismo pasó con Argentina por el cierre de fronteras”, explicó.

La situación es que el 95 por ciento de la miel que se produce en la Península de Yucatán es para exportación, mientras que el cinco por ciento restante se consume y se comercializa localmente. Los países a donde se envía este producto son Alemania, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Italia, Estados Unidos, Arabia Saudita y las Filipinas.

El bajo precio de la miel no es el único problema. Gamaliel Canto habló sobre el cambio climático y su impacto en la industria. De acuerdo con el apicultor, el clima cambiante y los fenómenos naturales extremos que cada vez son más comunes afectan las temporadas de floración. Los frentes fríos y la falta de lluvia son algunos de los factores que repercuten en la actividad apícola. 

Anselmo Várguez, radicado en Peto, indicó que la sequía sumada a la tala inmoderada de árboles y el uso de plaguicidas han impedido que se dé una floración abundante de flores como el tajonal. Por ello, se vive una crisis con producción reducida y uno de los precios más bajos que se han dado en años.

Por su parte, Carmen Uc, productora de Sinanché, comentó que por la sequía y los pocos ingresos que se tienen, muchos de los hombres y mujeres apicultores enfrentan severos problemas al no poder mantener sus apiarios.

Al no tener ingresos suficientes, se ven obligados a dejar parte de las reservas en los cuadros para que las abejas puedan alimentarse de eso y no abandonen la colmena.

“Durante la sequía muchas abejas se van por la poca comida que hay, ahora hay floración de dzidzilché y se debe cosechar un poco, pero no hay precio en el mercado y se tiene que resguardar el dulce”, explicó Carmen Uc. 

Una opinión similar expresó el líder apícola de Tizimín, al decir que la cosecha de esta temporada aún es incierta ya que no hay mucho néctar. Comentó que la forma en que se dieron las turbonadas de febrero azotaron la floración del tajonal, por lo que no hubo cosecha de esa miel.

Ahora que inició la Primavera está comenzando a haber algo de floración, pero aún hay lugares donde no ha llovido suficiente por lo que los árboles aún no florecen.

“La cosecha en esta temporada es impredecible y hasta ahora es mucho más baja que cualquier otro año”, subrayó el ingeniero agrónomo.

Los productores estiman que para esta temporada difícilmente alcanzarán las 10 mil toneladas del producto que han mantenido a la Entidad en primer lugar nacional.

En temporadas buenas, ocho de cada 10 apicultores realizan una extracción de entre dos y tres toneladas de miel. 

Por su parte, el dirigente estatal de la Unión Nacional de Trabajadores por Aplicación (UNTA), Guillermo Cauich Durán, dijo que se necesita fomentar la autosuficiencia agraria y la producción de alimentos. Asimismo, instó a los campesinos a que recuerden el verdadero valor de sus tierras y trabajarlas, pues ante la difícil situación actual muchos han optado por vender sus terrenos a particulares. “Estamos luchando desde hace tiempo para cambiar las condiciones en el campo y en las comunidades rurales a través de hechos”, indicó. 

Cabe mencionar que algunos trabajadores apícolas de Tixkokob señalaron que han mantenido sus colmenares con recursos propios, a fin de mantener vivas a las abejas y que produzcan al menos unos cuantos litros que les ayuden a recuperar su inversión.

Por ahora, quienes pudieron adquirir azúcar en el programa de Peso a Peso que impulsa el Gobierno del Estado, son quienes logran tener un respiro para mantener alimentados a los insectos mientras caen las lluvias y se recuperan los montes.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

GC

SIGUIENTE NOTICIA

Entretenimiento

Viacrucis de Iztapalapa, de las representaciones de Semana Santa más importantes del mundo.El Viacrucis de Iztapalapa no sólo atrae a fieles de todo México, sino también a visitantes internacionales