Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Deportes

Celtics aventaja a Dallas por 3-0 y se coloca a una victoria de su estrella 18 en la NBA

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Campeche

¿Cómo operarán los taxis los próximos días en Campeche?.Será hasta el 3 de septiembre cuando todo vuelva a operar con normalidad.

Quintana Roo

El programa “Fortalecimiento para la Seguridad” dejó de aplicarse en Felipe Carrillo Puerto por lo que el cuerpo de policía carece de lo necesario para brindar su servicio.

Una crisis es lo que impera en la Policía de Quintana Roo, en Felipe Carrillo Puerto, donde únicamente se tienen 183 policías activos, a quienes no se les ha entregado uniformes, equipos ni herramientas de trabajo para brindarles seguridad a más de 80 mil habitantes de este municipio, e incluso, casi una veintena de patrullas se encuentran en los tallares mecánicos y los sueldos de los agentes no se ha incrementado, desde que inició la presente administración que encabeza José Esquivel Vargas.

Según indicaron diferentes elementos de Seguridad Pública, quienes pidieron guardar sus identidades para evitar represalias de parte de los mandos inmediatos.

“Es lamentable lo que se está registrando dentro del cuerpo policíaco, desde la falta de equipos y herramientas de trabajo, hasta los sueldos que desde hace varios años no se les incrementa, e incluso, este año fueron olvidados en su día”.

El cuerpo policíaco se encuentra integrado por 186 elementos, de los cuales, tres se encuentran incapacitados de manera indefinida, por lo que solamente 183 están activos para brindar servicios de seguridad a 80 mil habitantes distribuidos en cuatro alcaldías, cinco delegaciones y 79 comunidades, además de la propia cabecera municipal.

La crisis que se vive dentro de la policía municipal se generó tras perderse el programa federal “Fortalecimiento para la Seguridad”, que con la aportación de los tres niveles de gobierno, se hacía una bolsa económica de casi 11 millones de pesos, pero esos recursos se dejaron de percibir al iniciar la presente administración municipal que no le dio seguimiento.

Por ello, no se encuentran fluyendo los recursos económicos para la adquisición de patrullas, equipos tácticos, uniformes, salarios dignos, entre otras prestaciones.

Además, se pudo observar en por lo menos dos talleres mecánicos, que hay casi una veintena de patrullas descompuestas y otras desmanteladas. Tan sólo en la ciudad se encuentran en servicios tres patrullas en condiciones deplorables, que en caso de una emergencia no se podrá atender.

Al respecto, el regidor con comisión de Seguridad Pública, Francisco Gracia Muñoz,  mencionó que “Se está trabajando en torno a la policía para que se pueda fortalecer la seguridad en el municipio, por lo que los recursos que se destinan por parte de la federación han sido para el sueldo de los policías”.

Reconoció que “se tienen varias patrullas en el taller mecánico, ya que no se cuenta con los recursos necesarios para poderlas en funcionamiento, y no se han podido adquirir unidades nuevas”.

Por su parte, el secretario general del Ayuntamiento, Ismael Caamal Angulo, reconoció que “ya no hay el recurso que se recibía antes, por parte del gobierno federal a través del Fortaseg, y esto hace que la carencia que se tiene se incremente aún más”.

Señaló que por eso “estamos buscando la forma de atender esta necesidad que se tiene para lograr que la seguridad de los carrilloportenses sea estable. Sabemos que hay temas que se han discutido sobre la inseguridad, pero considero que se ha debido al crecimiento de la ciudad por lo que los delitos también se incrementan”.

Gato por liebre

Mientras que por otro lado, Armando Poot, de la comunidad de Tihosuco, denunció públicamente las irregularidades que se viene registrando en la tienda de conveniencia Oxxo, ubicada en la avenida Benito Juárez, por 61, de la colonia Centro.

Dijo que acudió a retirar un dinero que le habían enviado por cuestiones de enfermedad, pero por fallos en el sistema sólo le pudieron entregar mil pesos, quedando pendiente dos mil pesos, con lo que no le estaban reconociendo ese faltante, diciéndole que tenía que acudir a la institución bancaria para hacer el reclamo.

Por Justino Xiu Chan