Frente Frío 43 en Yucatán paralizaría la primera semana de la temporada de mero

A partir de este miércoles el Frente Frío 43 causará probables lluvias y fuertes rachas de viento en la costa de Yucatán
miércoles, 3 de abril de 2024 · 08:00

Hombres de mar de Yucatán sufrieron su primer revés, pues tendrán que realizar un paro de actividades y tomar las medidas necesarias a causa de la entrada del Frente Frío No. 43, dado que desde el inicio de esta semana la Capitanía de Puerto Regional pidió que tengan precaución total y se mantengan alertas ante la posibilidad de cerrar la actividad a la navegación menor, situación que dejará en jaque a las embarcaciones que registraron baja captura en los dos últimos días.

Parte de lo externado por la citada autoridad es que este norte ingresará al territorio yucateco el día de hoy entre las 15:00 a las 18:00 horas, por lo que, ante la interacción del calor con masas de aire frío, podrían ocurrir ventarrones capaces de derribar árboles y anuncios publicitarios.

Para estas jornadas, los efectos del sistema serán de rachas de viento de 50 a 60 km/h en la costa, con oleaje de dos a 2.5 metros y de 40 a 50 km/h en el interior de la Entidad con precipitaciones leves y aisladas. También se espera un descenso en las temperaturas, por lo que habrá un ambiente cálido en el día y fresco por las mañanas del 4 al 6 de abril.

Como se mencionó, la noticia cayó como balde de agua fría para los navegantes ribereños, pues ante un posible anuncio que indique el paro de actividades en horas previas a la llegada del temporal, se tendrá un bajón económico justo en el comienzo de la captura de mero.

Parte de lo explicado por pescadores del embarcadero La Caleta es que, a pesar de las advertencias por el fenómeno meteorológico, algunos zarparán arriesgando su integridad, mientras que otros resguardarán sus botes hasta nuevo aviso.

En tanto, en el Litoral Oriente el cambio de clima afectará a quienes tuvieron una baja producción de mero, sobre todo porque en los últimos años se han tenido que alejar de la costa para obtenerlo.

“En el océano el agua es tibia y fría, a diferencia de la orilla, por lo que hay más posibilidad de conseguir escamas, pero eso implica más gastos en la gasolina y tiempo”, revelaron algunos marineros con varios años de experiencia en el rubro.

La pesca ribereña actualmente es incierta en esta parte del Estado, sobre todo en El Cuyo y San Felipe, pues factores como los descritos, así como el furtivismo y la sobreexplotación, han puesto en riesgo las especies marinas, entre ellas el mero, la langosta y el pulpo.

Mientras que en Río Lagartos, el empresario Manuel Sánchez Massa, de la empresa Rodri, dijo que los hombres de mar han estado saliendo a menos de 30 millas náuticas y que por lo menos han obtenido alrededor de 100 kilogramos por embarcación.

Explicó que el arranque de la captura del mero es así, siempre hay diferencias en los puertos, por ejemplo, en San Felipe los marineros que empezaron cerca de las costas obtuvieron entre 20 a 30 kilogramos, mientras que en El Cuyo algunos vinieron con las manos vacías, pero los que se fueron mar adentro, arriba de las 30 millas, lograron salvar sus días y cubrir los gastos de viaje de la primera jornada. Sin embargo, ayer el ingreso de aire marítimo tropical que sopló en el Sur entorpeció las labores y hubo una baja producción.

Las tripulaciones esperan que hoy no se cierre la navegación por el ingreso del Frente Frío No. 43, aunque el panorama es desalentador por el pronóstico.

Respecto al precio de la especie, en el primer día el negrillo se pagó en 200 pesos por kilogramo, en 150 pesos el rojo, 100 pesos el ejemplar mediano, 100 pesos el canané, 80 pesos la rubia, el esmedregal en 80 pesos, el cazón en 25 pesos y el pargo en 100 pesos.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información
GC

Más de