Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Yucatán

Maestros de Yucatán anuncia paro de labores para este miércoles y jueves

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Quintana Roo

Hombres armados balean a un mototaxista en Cancún.Un mototaxista salía a iniciar sus labores en Cancún cuando fue interceptado por dos hombres, quienes le dispararon

Yucatán

A partir de 1958, don Mario Renato Menéndez Rodríguez comenzó su carrera periodística, llevándolo a fundar la Revista Por Qué? y los periódicos Por Esto!

Justicia, trabajo, dignidad, identidad, soberanía y democracia; fueron para Mario Renato Menéndez Rodríguezpreceptos básicos en su ejercicio del periodismo. Una carrera que duró 66 años.

Los mandatos que siguió profesionalmente de manera personal a partir del año 1958, fueron los mismos que imprimió en los diferentes medios en los que colaboró, dirigió y fundó; los cuales infundió en cada uno de sus compañeros de redacción. Desde aquellos fotógrafos que caminaron a su lado después de los 21 años, cuando inició su carrera profesional en la Ciudad de México en la centuria pasada, hasta las generaciones de este Siglo XXI, en medio de la efervescencia de las redes sociales y la socialización de la Inteligencia Artificial.

En todos y cada uno de aquellos con los que compartió su esencia periodística, inculcó el respeto por la verdad, la ética y la integridad en la presentación de noticias.

La búsqueda de estas, así como de la verdad y el aporte —personal y grupal— a la justicia, fueron el principal motor del trayecto andado en el periodismo mexicano.

“El trabajo es lo único que dignifica al ser humano: trabaja uno y transforma lo que tiene enfrente, pero al mismo se está transformando uno mismo y son etapas de ascenso en el conocimiento y también en el estadio social”, expuso al artista gráfico Santiago Felippelli en 2013.

Al respecto ejemplificó: “Si el campesino observa como tú trabajas en tu casa, el trato que tú brindas, el campesino dice ‘eso es lo que yo quiero hacer también en mi espacio’. Uno está transformando, pero también se está transformando porque también ve el ejemplo. El campesino lo ha concebido, lo ha hecho suyo y eso produce: Tengo que trabajar mejor para hacer que otros también logren lo mismo”.

Comprometerse con las necesidades de la ciudadanía, el pueblo, para Don Mario, no era una responsabilidad de carrera, era una condición inherente al ser humano, que en su caso fue encauzada a través del ejercicio periodístico; con una vocación incomparable. 

“Yo tuve el privilegio de formarme dentro de los cánones de la democracia, concebí a la democracia de una manera muy precisa: El Gobierno del pueblo para el pueblo, a la ciudadanía hay que servirla”, decía en el testimonial videograbado.

Próximo a cumplir las ocho décadas de vida, en el mismo 2013, contaba sorprendido: “La gente no entiende, bueno, ¿qué hace a los 76 años una persona? Luchar más”.

“Eso no lo pueden entender por qué no sienten a su país, porque la simulación, el descaro prevalece en las relaciones sociales, y eso es lo que yo combato”, manifestó.

México para mí es desesperación, es angustia, es exigencia para luchar y mientras exista la miseria, la podredumbre, fraudes, la corrupción, la impunidad, la incapacidad para educar. Que los niños no tengan ni siquiera acceso a los alimentos básicos, que nadie se preocupe, en los hechos, por resolver sus problemas más inmediatos… Todo eso que yo lo estoy viviendo como periodista; ese México es el que se revela y me da más fuerza para luchar y me hace violento mentalmente”.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información GC