Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

México

Apoyo a mujeres de 60 a 64 años será mayor a 3 mil pesos: Claudia Sheinbaum

Volver

Luego de cuatro meses de conflicto, el INAH y ejidatarios de Telchaquillo no han podido llegar a un acuerdo para abrir la zona arqueológica de Mayapán

Con el objetivo de que se reabra el sitio arqueológico de Mayapán, cerrado por ejidatarios de Telchaquillo desde hace cuatro meses, la directora del Centro Yucatán del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Anna Goycoolea Artís, señaló que propondrán a los quejosos tres puntos para destrabar el conflicto.

La funcionaria detalló que el primer punto es la firma de un convenio de ocupación de los terrenos correspondientes a la zona arqueológica con los ejidatarios, a fin de que el INAH pueda continuar desarrollando las tareas de investigación, conservación, difusión y operación de la zona arqueológica.

El segundo punto es acordar los aprovechamientos que los ejidatarios de Telchaquillo puedan disponer alrededor de la zona, con el apoyo del INAH, a fin de que logren beneficiarse del creciente flujo de visitantes y turistas a la zona, entre estos estaría el cobro del estacionamiento.

En el tercer rubro está incluir a Mayapán en el Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza), como parte del proyecto del Tren Maya, para atender acciones de investigación, conservación y servicios al visitante.

Al mismo tiempo que contemple una serie de demandas sentidas por la población de Telchaquillo, como el mejoramiento de su iglesia, de las grutas inundadas y de los cenotes, para lograr que el turismo disfrute otros interesantes destinos y experiencias que la comunidad le puede ofrecer.

Esperamos que los acuerdos se concreten muy pronto, pero el Instituto es respetuoso de los tiempos de la comunidad, por lo que no podemos determinar una fecha precisa para la reapertura de la zona”, subrayó Anna Goycoolea.

Como ha informado POR ESTO!, desde el pasado 7 de noviembre los ejidatarios tomaron el sitio, exigiendo la indemnización por el uso de las tierras por cerca de 50 años, así como el pago de 16 hectáreas que conforman el conjunto de pirámides del núcleo central a partir del Templo de Kukulcán.

Los ejidatarios alegan que hasta el momento no han recibido un solo peso por el pago por el acceso a la zona de monumentos históricos, a pesar de que se contempla en el artículo 288-G de la Ley Federal de Derechos, que establece que los municipios podrán tener acceso al 5 por ciento de los recursos que les corresponden al INAH, INBA y Conaculta, siempre y cuando se tenga celebrado un convenio.

Además, los manifestantes pretenden administrar la zona de monumentos arqueológicos y dar el 50 por ciento de las entradas al INAH, aunque la institución les estableció que sólo se pueden hacer cargo del estacionamiento.

Asimismo, en reciente reunión, el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, les comentó a los ejidatarios que está en análisis por parte de las autoridades correspondientes la evaluación del precio de los terrenos para pagárselos.

Aunque por el momento no hay fecha alguna para efectuar una nueva reunión, luego que las dos anteriores fueron infructuosas.

 

JG

SIGUIENTE NOTICIA

Quintana Roo

Instituto Electoral de Quintana Roo en 'cuenta regresiva' para validar candidaturas municipales.