Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

México

Claudia Sheinbaum revelará este jueves a tres miembros de su gabinete

Volver

Yucatán

La madre de unos de los pescadores desaparecidos en Celestún informó que recibió una llamada de la Marina donde le mencionaron que continuará la búsqueda vía aérea

A dos semanas del extravío de tres pescadores del municipio en altamar, sus familiares mantienen una luz esperanza de que regresarán con vida sana y salvos, al enterarse de que continúa la búsqueda por parte de la Marina de México, a pesar de que en Celestún y en el puerto las pesquisas por parte de los hombres de mar han mermado considerablemente.

Silvia de la Cruz Uc May, mamá de Fernando Canul Uc, comentó que ayer recibió una llamada telefónica de las oficinas de la Marina en la que le informaron que salió una avioneta de la dependencia para sobrevolar el área donde se sabe que se encontraban pescando Ángel Collí, Eulogio Palomar y Fernando Canul el día que se descompuso el motor de su embarcación con clave del JCCDR1, y quedaron a la deriva el 31 de enero.

La afligida madre comentó que desde la mencionada fecha han pedido ayuda a las distintas autoridades pesqueras, a la Marina y a los gobiernos estatal y municipales de Celestún y Hunucmá.

Laura Vallejos Martín, cuñada de Fernando Canul Uc, señaló que está en constante comunicación con las autoridades marítimas y en contacto con las redes sociales para estar informada de toda noticia relacionada con este caso. Agregó que es bueno que la Marina continúe la búsqueda de los marineros desaparecidos, ya que los pescadores dejaron de salir ante la falta de recursos para comprar la gasolina que se requiere para llegar hasta las 60 millas, un gasto de 6 mil por embarcación, dinero con el que no se cuenta a pesar de los apoyos brindados por algunas autoridades o el dueño del navío extraviado.

Matide Collí, madre de Ángel Collí, con lágrimas en los ojos, comentó que todos los días están haciendo rosarios en su domicilio ubicado en la calle 19 entre 32 y 34 de la colonia San Martín, y agregó que está viviendo una tragedia que no le ha permitido dormir tranquila, esperando ver que su hijo entre por la puerta de la casa sano y salvo, por lo que se pone en manos de Dios.

“Tengo otros hijos, pero Ángel es el menor, el que vive acá conmigo y siempre me ayuda en lo económico. De hecho, antes de ir a Celestún me dijo que su intención de salir a pescar era para ganar algo de dinero para la Fiesta del Pueblo en honor de la santa imagen de la Virgen de Tetiz”, recalcó.

Silvia María Vargas Contreras, cuñada de Ángel Collí y oriunda de Celestún, agradeció a los hombres de mar y vecinos del puerto de Celestún, quienes por días permanecieron a la orilla de la playa y algunos salieron al océano con el afán de localizar a los extraviados, mostrando su solidaridad en momentos dramáticos y difíciles. “La verdad, estamos muy tristes por lo que estamos viniendo las tres familias y los amigos de Fernando, Ángel y Eulogio; hacemos oración y pedimos a Dios que los ayude y que regresen con vida a sus hogares y familias”, subrayó.

“Las esposas, madres y parientes de pescadores siempre vivimos con esta incertidumbre cada vez que los hombres salen al mar, pues nunca sabemos lo que puede pasar en el océano, sobre todo por las largas distancias que se alejan en busca del cardumen del pez que no está en veda”, puntualizó.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

NM

SIGUIENTE NOTICIA

México

López Obrador propone presentar una sección que se llame “Quién es quién en los bots”.