Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Internacional

Jueza desestima las acusaciones en contra de Trump relacionadas con documentos clasificados

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Quintana Roo

Hotel Panama Jack levanta muro en zona erosionada de Playa del Carmen, denuncian.Con la intención de frenar la erosión de su zona concesionada, el hotel Panama Jack levantó un muro, sin embargo, la medida provocó más problemas a la costa

Yucatán

Más de 300 mujeres marchan y develan la Antimonumenta en el Remate de Paseo de Montejo, el cual recuerda la lucha diaria que hacen los colectivos

Más de 300 mujeres marcharon ayer con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y, al grito de “Somos malas, podemos ser peores”, mandaron un mensaje claro y fuerte de que no van a permitir más injusticias, más feminicidios ni más atropellos machistas.

El punto de reunión fue el parque del barrio de La Mejorada, cuna del feminismo que ha sido testigo de diversos movimientos a lo largo de la historia de Yucatán, donde a las 5 de la tarde feministas, madres, esposas, hermanas, amigas y abuelas, comenzaron a llegar el lugar vestidas de negro con capuchas, cubrebocas, pañuelos verdes y morados, portando pancartas, megáfonos y fotografías de víctimas de violencia como una forma de manifestar su enojo, tristeza y frustración.

“Y que tiemblen los machistas, porque América Latina será toda feminista”, fue el grito con el que el contingente comenzó a caminar sobre la calle 59 hasta tomar la 60, mientras el redoble del tambor, los gritos de protesta y el descontento de las participantes se podían escuchar desde varias calles de distancia.

Al pasar por la Plaza Grande, el contingente no se detuvo, mantuvo el ritmo y su enojo contra un Estado que, dicen, no las cuida. Grupos de turistas no dudaron en apoyarlas mientras levantaban el puño y coreaban sus consignas en tono solidario.

Después de poco más de media hora, las marchistas llegaron a su destino, el Remate de Montejo, donde el día anterior instalaron la Antimonumenta que ayer fue develada ante familiares de víctimas de feminicidios y violencia de género.

Todas en silencio hicieron un círculo alrededor de la escultura, la cual estaba cubierta por una manta, de pronto, Ligia Canto Lugo, madre de Emma Gabriela Molina Canto, víctima de feminicidio, hizo uso de la palabra y recordó a su hija, su vida, pero sobre todo su lucha y muerte, la cual dijo que sigue impune, pero que seguirá luchando y protestando para que se haga justicia y no haya ni una más; finalizó diciendo que la Antimonumenta es la voz de la ausencia.

Acto seguido, entre gritos y aplausos, se hizo la develación de la escultura de acero, en color rosa, que es el símbolo de Venus con un puño al centro y la cual, a partir de ahora, será punto de referencia para el movimiento feminista en la ciudad.

 

Una vez develado el símbolo de la lucha, varias jóvenes hicieron uso de la palabra, contaron sus injusticias, lloraron sus pérdidas, pero con coraje dijeron seguir de pie para luchar contra un Estado y un sistema machista y patriarcal; inmediatamente, al unísono, todas gritaron: “Tranquila hermana, aquí está tu manada”.

Alguien pidió un minuto de silencio e inmediatamente los puños en alto comenzaron a verse, el punto álgido fue cuando comenzaron a entonar la canción “Sin miedo de vivir”, que se ha convertido en un himno de lucha del movimiento feminista.

Al término de la manifestación, Rosa Cruz Pech, de UADYSinAcoso, dijo sentirse satisfecha con la develación de la Antimonumenta, pues era un proyecto por el cual habían trabajado desde hace más de un año; además, anunció que para el próximo año se tiene planeado el Primer Congreso de Mujeres Universitarias de Yucatán, el cual tiene como fin prevenir el feminicidio mediante talleres acerca de cómo reconocer las violencias y cómo proceder de manera legal.

Comentó que, aunque durante la pandemia bajaron las denuncias de acoso en la Universidad Autónoma de Yucatán, “aumentaron los discursos de odio en sus espacios digitales y los hemos ido denunciando”.

También se unió a las actividades por el 25N el gobernador Mauricio Vila Dosal, ya que instruyó que se iluminara de morado la Pirámide de Kukulcán en Chichén Itzá y el Palacio de Gobierno en el Centro de la ciudad, y señaló que “todas y todos podemos contribuir a erradicar la violencia de género”.

Umanenses contra violencia

En Umán, más de 150 mujeres participaron en la marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que partió del exCatastro hasta el Palacio Municipal, al grito de “¡No queremos más violencia!”

Cerca de las 18:00 horas, las umanenses se dieron cita para recorrer las calles del municipio a fin de exigir justicia por las victimas de feminicidio, así como la eliminación de la violencia no sólo contra las mujeres, sino también contra niñas y niños.

La directora de la Casa de la Mujer, Noemí Reyes, convocó a las participantes a dejar su huella en una manta representativa como muestra de inconformidad por las víctimas de violencia en el último año en el Estado.

Varios hombres de la localidad apoyaron a sus esposas, hijas y madres aplaudiendo desde sus hogares, mientras ellas entonaban canciones de empoderamiento y exigencia de justicia por aquellas que fueron víctimas de feminicidio.

Las asistentes dijeron que, acudieron no sólo para marchar y ser parte de un grupo feminista, sino para que en el poblado se erradique por completo la violencia de género, pero sobre todo hacer saber que no tolerarán más agresiones ni maltratos de nadie.

Angélica León Ortega, con lágrimas en los ojos, dijo haber vivido violencia por parte de su pareja durante más de 25 años; sin embargo, gracias al apoyo psicológico y ayuda de su familia e hijos, logró ponerle fin a su tormento y hoy marcha para que ninguna mujer sufra lo que ella vivió por décadas.

Las protestantes culminaron su recorrido en los bajos del Palacio Municipal, que se iluminó de morado como apoyo a las mujeres.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

JG

SIGUIENTE NOTICIA

Quintana Roo

Hotel Panama Jack levanta muro en zona erosionada de Playa del Carmen, denuncian.Con la intención de frenar la erosión de su zona concesionada, el hotel Panama Jack levantó un muro, sin embargo, la medida provocó más problemas a la costa