Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Elecciones 2024

Balean a quema ropa a candidato de Coyuca de Benítez cuando iba a emitir su discurso; hay un detenido

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Yucatán

Detienen a presunto feminicida en Maxcanú; acuchilló a una mujer junto a su bebé.La mujer fue golpeada con puños, una llave perico y después acuchillada cuando se encontraba junto a su bebé en Maxcanú

Quintana Roo

Vendedores de bebidas resultan beneficiados esta temporada de calor en Chetumal, tal es el caso de los expendios de cerveza

La tercera ola de calor que azota la entidad ha incrementado el consumo de alcohol y otro tipo de bebidas refrescantes en Chetumal.

Cerveza, en todas sus presentaciones, pozol, agua de coco, saborines, aguas frescas y simple son los principales líquidos usados por los chetumaleños. Una temperatura mínima de 30 a 35 grados, y sensaciones térmicas de 40 grados centígrados son los pretextos perfectos para buscar una bebida refrescante.

Entre las bebidas más buscadas están la cerveza, micheladas, bebidas preparadas, agua de coco y pozol.

“Ayer fuimos a Bacalar a bañarnos porque está haciendo mucho calor. Compramos unas promociones de caguamas y unas botanas para disfrutar del domingo. Está insoportable el Sol y el calor. Mejor fuimos a refrescarnos a un cenote y beber una rica cerveza. Agua no tomamos porque nos oxidamos”, finalizó entre risas un entrevistado.

Con respecto a la venta de pozol, una comerciante comentó que sus ventas aumentaron este mes, pues las personas están prefiriendo la bebida originaria del Sureste del país para refrescarse.

“He vendido mucho, más que el mes pasado. La gente se está llevando el pozol de coco, les gusta más. El de cacao lo vendo poco. El litro de pozol cuesta 30 pesos y la pelota cuesta 25 pesos, la de coco y la de cacao”.

El precio del litro de agua de coco está en 35 pesos, la bolsa de “carnita” oscila entre los 15 y 20 pesos, y los saborines y cremitas a 10, 15 y 20 pesos, dependiendo del tamaño. “Creo que es porque a la gente le gusta el coco, a muchos les gusta el agua y para quitar la sed es muy rica. Yo la tomo todos los días”, dijo un comerciante.

En el mismo semáforo se coloca un vendedor de saborines, quien comentó que su producto cuesta entre 10 y 15 pesos, dependiendo el tamaño, y que en efecto, ha vendido más saborines este mes.

Las recomendaciones de la Secretaría de Salud para evitar un golpe de calor es evitar exponerse al sol, tomar muchos líquidos, especialmente agua, usar ropa ligera y manga larga para evitar las quemaduras.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

JG