Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Quintana Roo

Alumnos de Chetumal y Bacalar volverán a clases este lunes 24 de junio

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Campeche

Semáforo Naranja afecta a restauranteros de Ciudad del Carmen.La reducción del aforo de un 25 por ciento permitido por la Secretaría de Salud (SSa) afecta a los restauranteros, asegura la Canirac

Quintana Roo

Mediante nuevas estrategias buscan que los menores de edad en Quintana Roo conozcan la manera de protegerse e identificar cuando son víctimas de estos delitos en sus casas

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en Quintana Roo se encuentra en proceso de establecer nuevas estrategias para evitar abuso sexual en menores de edad dentro del hogar, ya que si bien es un tema en el que se está trabajando de manera constante con diversos programas, “es muy difícil detectar cuando los agresores son los padres de la víctima”, como en los tres casos que se han detectado los últimos días, dijo María Elva Carranza, directora de esta dependencia.

Se acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en lo que va de 2021 se han detectado 31 casos de corrupción de menores en Quintana Roo.  

La directora explicó que uno de los programas principales para la prevención de estos actos ilícitos en contra de niños y niñas se realiza a través de las escuelas, pero desde el principio de la pandemia se suspendió, aunque se retomó a través de las redes sociales y con una red de apoyo con mensajes de texto.

Uno de ellos es el “Semáforo de Protección”, en el cual se les explica a los menores con actividades cómo deben cuidar su cuerpo y la manera de actuar ante una sensación de miedo y peligro. Con estas estrategias se pretende que los niños y niñas puedan detectar cuando son objeto de este tipo de comportamientos ilícitos, incluso si quien los comete es alguien que vive dentro de su hogar.

Lo que se ha detectado con la experiencia es que los abusos siempre vienen de alguien cercano a la víctima. Generalmente son los padres de familia quienes denuncian loshechos cometidos contra sus hijos, pero cuando ambos están involucrados difícilmente esto se sabe fuera del hogar, a menos que las personas que estén alrededor se percaten de algo, pero también la sociedad se enfrenta a la falta de empatía, es decir, que piensan que “si no es mi problema, no intervengo”, señaló la funcionaria.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

Precisó que existen diferentes señales que indican cuando un menor es abusado sexualmente. Sobre ello refirió que “es común que los niños pequeños tengan regresiones, por ejemplo, ya saben ir al baño y después no lo pueden controlar. También el retraimiento social, cuando están alejados de los demás y ajenos emocionalmente, cuando presentan alteraciones en la conducta mostrándose muy agresivos o tienen temor a personas específicas, con las que al principio se llevaban bien y después no quieren estar con esa persona. También puede ser que les cueste dormir y tengan frecuentemente pesadillas o fobias”.

Todas estas situaciones deben servir como alertas para los familiares o cuidadores, quienes deben mostrarse empáticos con los pequeños para lograr entablar un diálogo y les cuenten si es que están sufriendo algún tipo de abuso.

CG