Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

México

AMLO se reúne con congresistas de Estados Unidos

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Campeche

Robo energético en Campeche supera los 80 mdp.En el 2020, la CFE tuvo una merma acumulada de 71 millones 350 mil 842 kilowatts-hora

Quintana Roo

Luego de la sorpresiva aparición de Alberto Capella en la inauguración del C5 en Cancún, Carlos Joaquín lo lleva a la recepción de la Cónsul de EU en México, vestido con uniforme e insignias de la SSP Quintana Roo

Insiste el gobernador Carlos Joaquín González en exhibir a Alberto Capella Ibarra como funcionario de su gabinete. Por segunda vez en 24 horas, el exsecretario de Seguridad Pública en Quintana Roo se presentó en un evento junto al mandatario estatal, luciendo el uniforme y las insignias de la dependencia de la que ya se separó.

El mandatario estatal, Carlos Joaquín González, encabezó la comitiva que recibió la visita se cortesía de la Cónsul de la Embajada de Estados Unidos en México, Courtney Beale, a Quintana Roo; en esta reunión fue acompañado de la secretaria estatal de Turismo, Marisol Vanegas, del titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Lucio Hernández Gutiérrez y de Alberto Capella Ibarra, exsecretario de Seguridad Pública, quien se mostró con el uniforme de la corporación a la que ya no pertenece.

En su cuenta de Facebook, el jefe del Ejecutivo escribió lo siguiente: "Tuve el gusto de recibir a la Cónsul de la Embajada de Estados Unidos en Quintana Roo, Courtney Beale. Trabajamos en la atención a turistas y visitantes de Estados Unidos en el Estado, cada año nos visitan millones de norteamericanos en nuestras ciudades. #JuntosSaldremosAdelante". Mensaje que fue acompañado por una gráfica en la que se aprecia en el extremo izquierdo al exfuncionario en una reunión oficial, portando insignias de una institución a la que ya no pertenece.

La cuenta oficial de Facebook del consulado de Estados Unidos en Mérida también compartió la imagen del gobernador Carlos Joaquín y la Cónsul de la Embajada Estados Unidos en México, Courtney Beale, acompañados del exfuncionario.

Como se recordará, el día de jueves, el polémico exfuncionario, Alberto Capella Ibarra, reapareció en un acto público del Gobierno de Quintana Roo, ostentando el cargo de secretario de Seguridad Pública, a siete meses de haberse separado de su cargo luego de la violenta represión contra manifestantes el pasado 9 de noviembre en Cancún, cuando exigían justicia por el feminicidio de Alexis.

Sería un día después, el 10 de noviembre, cuando el mismo Ejecutivo estatal apuntó: “He tomado la decisión de aceptar la solicitud de separación del cargo de Alberto Capella, Secretario de Seguridad Pública del Estado, en lo que la Fiscalía General del Estado y la Dirección de Asuntos Internos terminan la investigación profunda para determinar responsables”.

Ese mismo día, Capella habría presentado su solicitud de renuncia como responsable del Mando Único Policiaco, que debió actuar bajo los protocolos establecidos y las órdenes directas del gobernador quien, en un mensaje de Twitter, aseguró que dio “instrucciones precisas de NO agresiones y NO armas en las marchas que se darían el día de hoy”, y que investigarán “al irresponsable que dio instrucciones diferentes”, instrucciones que no siguieron los subordinados del entonces titular de la SSP.

Fueron siete meses desde que el funcionario permaneciera con un perfil bajo y fuera del estado, para sorpresivamente regresar el jueves en el acto protocolario de la inauguración del Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5), ostentándose con el cargo del que supuestamente fue separado.

Esa misma noche, fue ratificado Lucio Hernández Gutiérrez como secretario de Seguridad Pública, corporación de la que fungió como encargado de despacho, por lo que Capella Ibarra habría quedado separado oficialmente de ésta.

Eso no ha sido impedimento para que el gobernador Carlos Joaquín González lo siga cobijando como un funcionario de su gabinte, como demostró una vez más, al presentarlo uniformado a la Cónsul de la Embajada Estados Unidos en México, Courtney Beale.

Indignación entre grupos feministas

El Comité de Víctimas de 9N tomó con gran indignación la aparición pública de Alberto Capella Ibarra, ahora exsecretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, durante la inauguración de las instalaciones de C5, donde oficialmente presentó su renuncia. Naomi Quetzales Domínguez, miembro de este comité, dijo que esto fue una burla para todos, se le dio la oportunidad de dejar su cargo con honores, sin ninguna consecuencia por los actos de represión que se cometieron el 9 de noviembre de 2020.

Naomi dijo que todos los compañeros sienten, que después de todas las pruebas de lo que sucedió ese día, nadie se ha hecho responsable y que cómo es posible que la persona que en ese momento estaba a cargo, quien además se supone que habían separado del mismo, haya hecho acto de presencia en un acto público y se le brindara salir con bombo y platillo como si no hubiera pasado nada.

Señaló que lo que dejan ver las autoridades es que sólo lo separaron de sus actividades públicas, pero no de su cargo, sólo para mantener tranquila a la opinión pública, pero nunca se tomó como una acción reprobatoriaante una sociedad enardecida por los actos violentos hacia una joven estudiante.

En cuanto a las expectativas que se tienen con el recién nombrado secretario de Seguridad Pública en el estado, Lucio Hernández Gutiérrez, son nulas, ya que una vez más se demuestra que lo que menos le interesa es resguardar a la población y que cada acto ilícito quedará impune y nadie se hace responsable de nada.

Por otro lado, en las redes sociales también las personas cuestionaron la presencia de Alberto Capella Ibarra, señalando que una vez más el gobierno estatal engañó al pueblo de Quintana Roo.

Para Ariadne Song, del colectivo feminista Marea Verde e Xtabay, la aparición de Alberto Capella junto a el gobernador Carlos Joaquín causa preocupación, “debe de existir un compromiso muy grande entre ambos para dejarlo ir con total impunidad”.

El mensaje que manda el gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, es que no le interesan las víctimas, aseguró Ariadne Song Anguas, ya que no se está cumpliendo la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, que pedía la investigación de los hechos del 9 de noviembre para deslindar o fincar responsabilidades al extitular de SSP en la Entidad. “Más que una burla, manda un mensaje directo a las mujeres y niñas de Quintana Roo, que no le importa las víctimas, que la alerta de violencia de género del 2017 se la pasa por el arco del triunfo”.

Nunca se había visto que un exsecretario se presentara para darle “la patadita de buena suerte” a quien ocupará su lugar, dijo Song Anguas, “entonces ¿de qué se trata esto? Hasta parece que después de tantos meses que se cometió este hecho tan lamentable de represión policiaca brutal, este exfuncionario público de Quintana Roo no esté sancionado, inhabilitado”, lo que significa que sólo los cargos medios o elementos de bajo nivel pueden ser procesados, dijo, al recordar que la Fiscalía General del Estado vinculó a proceso a 9 elementos policiacos de Cancún, sin mencionar en las investigaciones a Capella Ibarra. “Así de grande es el compromiso del gobernador con este señor, con privilegios para no ser sancionado”, expresó.

Aseguró que mientras las mujeres en la zona sur de la Entidad marchaban exigiendo justicia por un feminicidio más, el gobernador presumía los millones de pesos que se ha gastado para dar seguridad, cuando esta seguridad es falsa, ya que se vive con miedo, por ser mujer y por no ser escuchadas, pero sí agredidas. “Muchas de nosotras tenemos miedo de salir a la calle y no regresar a nuestra casa”.

Finalmente, dijo que nunca más el gobernador tendrá su silencio ante la simulación de su gobierno, en donde impera la falta de voluntad política y la profesionalización de cuerpos policiacos, así como la falta de acciones contundentes y efectivas e inmediatas para que el sistema de seguridad y de administración y justicia funcione a favor de las mujeres.

CG