Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

México

Claudia Sheinbaum descarta nuevos impuestos para el 2025

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Internacional

Sudán exige un gobierno civil; cortan líneas de comunicación.De acuerdo con información de AFP, las fuerzas de seguridad han instalado por primera vez cámaras sobre los principales ejes de Jartum, donde deben reunirse los manifestantes

Quintana Roo

Tras un recorrido hecho por Por Esto!, se observó que sólo una persona del área de Sanidad Internacional verifica la entrada y salida de los pasajeros que llegan a Cozumel a bordo de cruceros

Insuficiente personal y acciones sanitarias se ponen en evidencia en las terminales portuarias ante el elevado arribo de cruceros a Cozumel y a pesar del brote de casos de la variante ómicron, cepa del COVID-19,

Ninguna autoridad de Salud Estatal o Federal realiza acciones para mantener libre de contagios al destino, aun  cuando para el 31 de diciembre se prevé la llegada de siete trasatlánticos.

A pesar de que la Secretaría de Salud y la Secretaría de Turismo emitieron recomendaciones a los puertos mexicanos para que brinden la atención y servicio médico a los cruceristas contagiados de COVID, en Cozumel no se ha llevado a cabo ninguna acción por parte del Gobierno Municipal o Estatal.

Lo anterior, a pesar de que las autoridades federales aseguraron que dicha determinación es respecto al Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que se garantizó que los puertos marítimos mexicanos permitirán el arribo de cruceros que soliciten atracar en el país, aun cuando éstos transporten pasajeros con coronavirus.

El mismo comunicado detalla que, “En caso de que las personas que viajan en los cruceros presenten síntomas de COVID-19 o una prueba positiva al virus SARS-CoV-2, se les proporcionará la atención médica requerida”, mientras que “las personas asintomáticas o con un cuadro leve se mantendrán en cuarentena preventiva y aquellas que presenten síntomas de gravedad serán atendidas en los hospitales de las ciudades en las que se encuentren”,  por lo que se resaltó que “las personas que no presenten síntomas podrán hacer sus actividades turísticas con respeto a las medidas básicas de prevención: uso correcto de cubrebocas, lavado frecuente de manos con agua y jabón o uso de alcohol-gel a 70 por ciento y Sana Distancia”.

Sin embargo, aunque las facilidades para las navieras permanecen activas, hasta el momento no se observa el incremento de personal de vigilancia por parte de las autoridades de Salud o de Turismo, considerando que al día arriban hasta seis hoteles flotantes y que el tiempo de revisión de los manifiestos de los cruceros, no son suficientes para corroborar que los visitantes que desembarcan están libres del virus.

Aunque se trató de entrevistar a la secretaria de Salud de Quintana Roo, Alejandra Aguirre Crespo, para abordar el tema en el caso de Cozumel, donde a la semana se reciben más de 30 cruceros, dijo que enviaría información al respecto, lo que no ocurrió.

La única garantía que se tiene en la localidad es la presencia de un solo elemento, el cual forma parte del área de Sanidad Internacional y quien es el único encargado de verificar la entrada y salida de turistas que arriban vía aérea y marítima, en el entendido de que al día se llegan a movilizar hasta 6 mil pasajeros en cruceros y más de medio millar por avión, lo que evidenció la falta de personal en este sector, sobre todo con las nuevas medidas y exhortos del Gobierno Federal, respecto a los arribos de cruceros con viajeros contagiados de COVID-19, sin que se niegue el arribo a éstos.

A pesar de que se carece de dicho personal, las administraciones de las terminales portuarias mantienen protocolos sanitarios estrictos, evitando el desembarque de pasajeros con síntomas de coronavirus, graves o leves.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

CG

SIGUIENTE NOTICIA

Internacional

Sudán exige un gobierno civil; cortan líneas de comunicación.De acuerdo con información de AFP, las fuerzas de seguridad han instalado por primera vez cámaras sobre los principales ejes de Jartum, donde deben reunirse los manifestantes