Todo es personal en Yucatán

viernes, 2 de febrero de 2024 · 08:14

CADA VEZ SE SOPORTAN MENOS EN el Tribunal Superior de Justicia, pues los magistrados, en lugar de estudiar y salir del notorio rezago judicial, están más preocupados por hacer negocios en lo oscurito, meter proveedores y discutir qué camioneta o auto oficial les corresponde o qué chofer van a contratar.

Uno de ellos, al parecer, es Adolfo González, quien poco o nulo interés tiene por lo jurídico y deja todo en manos del personal que lo asiste, y otro es Alberto Salum, quien a las 2:00 de la tarde ya no está en su oficina y le interesa más la proveduría del tribunal que sacar los pendientes judiciales. Lo anterior ha causado molestia entre sus compañeros, en especial de la presidenta del tribunal, Carolina Canto, y del ex Consejero Jurídico Mauricio Tappan.

HUACHO SE REÚNE CON LA BASE TRABAJADORA, AGRUPACIONES Y SINDICATOS. La base trabajadora del Estado quiere un cambio verdadero en el gobierno y hacer política de una forma diferente en Yucatán, por lo que representantes e integrantes de numerosas agrupaciones obreras, así como de trabajores de diversos sectores afiliados a la CROC y la CTM, se reunieron con “Huacho” Díaz Mena, aspirante a la gubernatura del Estado por Morena.

En la reunión destacó la presencia de reconocidos líderes sindicales como Pedro Oxté Conrado, Luis Briceño Contreras, así como dirigentes del Sector Salud, Poder Judicial, FTSE y del magisterio, quienes expresaron inquietudes, así como diversos problemas por la que atraviesan sus agremiados en todo el Estado.

Huacho está tomando nota tanto del sentir e inquietudes, como de las solicitudes de cada uno de los diversos grupos, quienes están acercandose al aspirante morenista al ver una opción de cambio.

EL DIPUTADO VÍCTOR HUGO LOZANO Poveda declaró que no habrá más recursos para el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (Iepac) luego de que el Congreso del Estado les autorizó $436 millones para el ejercicio fiscal 2024 y un anticipo de $17 millones que solicitaron el año pasado para cumplir sus compromisos.

No es novedad que el Iepac, que preside el consejero Moisés Bates; solicite aumentos en años electorales. Lo hizo en el 2021 y también en el 2018.

Sin embargo, lo que causa extrañeza en Lozano Poveda y también de otros actores políticos, como Gaspar Quintal -que incluso pidió ampliar el presupuesto- es que no hayan advertido la posible ilegalidad de la operación bajo la cual los consejeros electorales, en el ámbito de sus facultades, etiquetaron los recursos presupuestales de enero a septiembre de 2024 bajo la consabida figura “AD CAUTELAM”, en el que se indica que “las ampliaciones presupuestales que se reciban se adecuarán hasta donde alcance la distribución de su ejercicio financiero, para solventar en debida forma el proceso electoral, e incluyendo en estas adecuaciones el pago de las prestaciones de los trabajadores, y la operación ordinaria del Instituto”.

En otras palabras; por disposición del propio Iepac, no habría recursos para quienes menos ganan dentro del organismo, y además se estarían violando cuando menos dos disposiciones legales: la Ley de Presupuesto y Contabilidad Gubernamental del Estado de Yucatán, al incumplir el artículo 4, que señala que la administración de los recursos de la Hacienda Pública deberán cumplir, entre otros, los principios de anualidad, además de la eficiencia, eficacia y economía.

También estaría violando la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Yucatán, que en su artículo 105 señala que el Instituto, en los relativo a las prestaciones, el personal deberá disfrutar de las medidas de protección al salario y gozarán de los beneficios de la seguridad social, sea la que pertenezca al Estado de Yucatán o a cualquier otro.

Asimismo, refiere que el pago de salarios y prestaciones que deriven de la normativa o condiciones generales de trabajo se llevará al cabo con cargo al presupuesto aprobado por el Congreso del Estado de Yucatán, entre otras medidas.

Datos de la Cuenta Pública de distintos años electorales muestran que el presupuesto pretendido por el organismo representa la petición más alta que se haya planteado en un año de elecciones. Sin embargo, como se dice en estos casos, ningún partido y menos algún candidato -como Lozano Poveda- se pondrá la soga al cuello exigiendo eficiencia administrativa al Iepac, cuando ya se ha dicho que sus prerrogativas constitucionales están ya aseguradas por $188 millones.

TRASCENDIÓ QUE AL INTERIOR DE Morena se está considerando fuertemente la posibilidad de bajar a Rommel Pacheco como candidato a la alcaldía de Mérida, ante lo desastrosa que ha resultado su designación para la opinión pública.

Pacheco Marrufo no solamente es repudiado por la vieja guardia morenista en el Estado, sino que los números demuestran que la votación tampoco le favorecería el día de las elecciones.

Lo que pone nerviosos a los estrategas de la 4T son las consecuencias que tan estrepitosa derrota traería para el resultado de la alcaldía.

Sin embargo, las opciones para sustituirlo tampoco serían muy atractivas para los votantes meridanos: Mauricio Sahuí, Manuel Díaz y Rafael Echazarreta, aunque con menos negativos que Rommel.

MORENA YA TIENE NOMBRES para los distritos III y IV federales, ambos circunscritos en Mérida. En el tercero repetirá Oscar Brito Zapata y, en el cuarto, Geovanna Campos Vázquez; el primero quedó muy cerca del hoy candidato a la alcaldía de Mérida, Rommel Pacheco, en esa demarcación, en el 2021, y Geovanna hizo su mejor intento en el distrito más panista de la ciudad.

En el 2021 ambos fueron “fichas” de Rogerio Castro, hoy patito feo del equipo Morena, por el desprestigio que tiene. Esta vez cada uno logró su candidatura por méritos propios, los cuales ya tenían y reforzaron, cada uno, desde diferentes trincheras. Brito desde Financiera para el Bienestar y Campos desde la coordinación estatal de la campaña interna de Marcelo Ebrard, ya sumado al equipo de Claudia Sheinbaum.

Desde ese entonces, podía mirarse el triste futuro de Pacheco Marrufo, y de cómo resultaba un fraude para el partido que lo cobijó y le hizo creer que era político. Seguramente escucha a los mismos asesores de Rogerio Castro Vázquez, supino personaje local que se ha convertido en “escritor” de forma tan meteórica como su carrera política.

Oscar Brito tiene muchas posibilidades de ganar el distrito, en esta ocasión frente a Sergio Vadillo Lora, oscuro exfuncionario de todas las confianzas de Rolando Zapata Bello.

En cambio, Geovanna no tendrá nada sencillo la contienda. Su rival es la nada más y nada menos protegida del gobernador Vila, Isabel Rodríguez “Chabelita”, rectora de la Universidad Tecnológica Metropolitana.

Cabe recordar que “Chabelita” necesita del fuero que puede otorgarle la diputación federal, en razón de su dócil paso por la dirección general del Isstey, y de supuestos negocios inmobiliarios, fracasados y quebrados, financiados con dinero público, es decir, pagados por usted y por todos nosotros, los yucatecos de bien que seguimos pagando los caprichos de los políticos improvisados.

HAY TIRO EN EL VI FEDERAL. La hija del comandante Luis Saidén, Jessica, quien ya fue candidata a la alcaldía de Progreso, será la candidata de Morena a la diputación federal por esa demarcación y ahora probará suerte para intentar ganarle a Víctor Hugo Lozano, quien será el candidato del Prian.

No hay que olvidar que durante todo el 2024… Todo es personal.

Otras Noticias