Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Internacional

Kate Middleton reaparece en redes sociales con conmovedor mensaje sobre su cáncer

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Internacional

Seis personas murieron tras registrarse un sismo en Indonesia.El epicentro del sismo se registró a 45 kilómetros de la Isla de Java en Indonesia; hasta el momento se desconocen los daños materiales

México / Tren Maya

Los trabajos del Tramo 4 del Tren Maya están a cargo de la empresa Ingenieros Civiles Asociados

A diferencia de los Tramos 1, 2 y 3 del Tren Maya que cuentan con una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), las obras del Tramo 4 siguen avanzando sin que exista algún documento autorizado que evalúe los daños que generará el proyecto ni las acciones de mitigación que deben llevarse a cabo.

A la fecha, la empresa que se adjudicó la obra, Ingenieros Civiles Asociados (ICA), continúa en las labores de ampliación de la autopista y se registran avances importantes, por lo que se prevé que en breve empezarían los trabajos ferroviarios.

Aunque con severas críticas por parte de los especialistas, principalmente porque la evaluación se hizo de manera fragmentada, existe una MIA para la Fase 1 que comprende los primeros tres tramos que van de Palenque a Izamal. El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) ha considerado que no tiene la obligación de solicitar una autorización ambiental, toda vez que no se trata de una obra nueva, sino de rehabilitación y mantenimiento para mejorar la seguridad operativa.

Sin embargo, el doctor Rodrigo Patiño Díaz, Investigador del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) e integrante de la agrupación Articulación Yucatán, considera en este caso que el impacto del proyecto del Tren Maya no es solamente por el paso de las vías, como lo ha presentado el Fonatur en su MIA, que para el caso del Tramo 4 ni siquiera existe una.

“Llama la atención que para este tramo que va tan avanzado no hay (MIA). Lo que pasa es que, creo, como vieron toda la problemática que tuvieron con la que se hizo para la Fase 1, ahora consideran que no se necesita porque tienen un permiso especial como para rehabilitar una vía general de comunicación existente”, externó.

Sin embargo, agregó que es “obvio” que sí hay un impacto, aunque se pretenda que este tramo vaya por la autopista.

“Hay que tener claro en todo este proyecto que sólo analizan el impacto de las vías, como si lo fuera todo y, en realidad, lo menos impactante serán éstas. Lo que de verdad impactará es el crecimiento de la población flotante, de turistas que van a requerir servicios, agua, alimentos; y a su vez, la cantidad de urbanización que crecerá para ofrecer esos servicios”, comentó.

Expuso que esto no se está analizando “por ningún lado” y que se supone que se haría una planeación ordenada con la intervención de ONU Hábitat.

“No veo que avance en esta parte, pero sí en el asunto de las vías y demás trabajos, cuando ya se haga la planeación urbana va estar el tren funcionando y solo será reaccionar a lo que ya está pasando”, compartió.

Además, recordó que está el tema de todos los servicios que demandará el propio Tren Maya y los llamados “Polos de Desarrollo” o “Ciudades Sustentables”.

También, expuso que hay una fragmentación del hábitat de las especies. Tan es así que, en el propio proyecto, en su Tramo 4 como en los demás, se están colocando pasos de fauna para proteger las especies y no hay una MIA en este sentido tampoco.

Agregó que “todo trabajo que se haga tiene un impacto”, particularmente con los proyectos más grandes. En el caso del Tren Maya, comentó, se trata de algo enorme que abarca toda la Península.

“En este tenor, nunca vamos a estar en la capacidad de saber cuál va a ser el impacto real de todo el proyecto, porque el análisis se hace por pedazos y en otros tramos (como en el 4) no hay análisis. No tenemos idea de cómo está ahora y cómo lo estará después. Al final no hay manera de saberlo y sigue avanzando; no hay estudios suficientes para darle seguimiento al proceso”, comentó.

Reiteró que hoy solamente existe una MIA para la Fase 1 que abarca los primeros tres tramos y, además, éstos tienen un análisis fragmentado.

“El simple hecho de fragmentar los impactos no te va a dar una visión real de cuál va a ser el efecto, el conjunto de acciones sobre la región”, apuntó.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CMDA), con base en la Carta de Relatores de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al Gobierno de México, señala que la MIA del Tren Maya contiene una caracterización y delimitación del sistema ambiental regional insuficiente e incorrecta, que fragmenta el sistema ambiental, minimiza los daños e impide realizar una valoración correcta de los impactos socio-ambientales.

Además, menciona la falta de información adecuada y justificada de la generación, manejo y disposición final de residuos sólidos; sobre los impactos negativos a las especies de flora y fauna amenazadas o en peligro de extinción; en la generación de aguas residuales y el impacto del proyecto en la disponibilidad de agua. Los estudios y evaluaciones para la elaboración de la MIA habrían sido realizados de manera más rápida y sin la participación de los pueblos y comunidades indígenas potencialmente afectados por el proyecto.

El Tramo 4 del Tren Maya abarca alrededor de 257 kilómetros y la obra está a cargo de la empresa ICA, la cual tiene también la concesión de la autopista. Al día de hoy, las obras que se realizan son de ampliación del lado de la carretera que albergará los cuatro carriles para los autos y, del otro lado correrá la locomotora en un futuro.

La ampliación de carriles lleva un avance considerable, tanto que, en algunos puntos ya se está colocando la carpeta asfáltica. Mientras eso sucede, uno de los carriles donde se hacen las obras se mantiene cerrado y el otro se emplea con doble sentido, con el riesgo que ello representa. Los accidentes, como se pudo observar en el recorrido, son constantes.

También se apreció que algunos tramos ya cuentan con la carpeta asfáltica. Llamó la atención que, a diferencia de otras ocasiones, el día de ayer algunos trabajadores trataron de impedir que se documentara el avance observado y aseguraron tener instrucciones para hacerlo.

Trataron de impedir que se tomaran fotografías de los distintos puntos en donde las máquinas y los obreros están trabajando. De acuerdo con respectivos informes recabados en el sitio, se tienen avances en más de 82 kilómetros de la vía y se proyecta que este mes se pudiera avanzar en unos 30 kilómetros más.

Del carril en donde se colocarán las vías sólo se han llevado a cabo trabajos de prospección, de análisis de suelo y topográficos, la mayoría a cargo de la Comisión Federal de Electricidad. Aunque no hay fecha, se espera que en unas semanas se empiecen trabajos relativos a la vía férrea.

Se han colocado a lo largo del carril varios pasos de ganado, que son túneles que estarán por debajo de la carretera y de las vías del tren. Son corredores muy amplios por los que se podrán pasar diferentes especies animales e incluso ganado.

JG