Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Deportes

Celtics aventaja a Dallas por 3-0 y se coloca a una victoria de su estrella 18 en la NBA

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Deportes

Caster Semenya sigue en lucha legal por sus niveles de testosterona (FOTOS).La sudafricana perdió una apelación contra la decisión del Tribunal de Arbitraje de Deporte que obliga a los atletas con hiperandrogenismo a medicarse para poder competir.

México

Una investigación realizada en Bélgica halló que la deficiencia de vitamina D se asocia con un impacto negativo en la salud general.

Un estudio, realizado por un equipo de investigadores en Bélgica, determinó que hay una relación directa entre los niveles de vitamina D en la sangre y el riesgo de padecer enfermedades como cáncer, diabetes y otras enfermedades degenerativas.

¿Qué son las vitaminas? Son sustancias orgánicas presentes en mínimas cantidades en los alimentos que consumimos e intervienen directamente en los procesos fisiológicos que nos permiten mantenernos con vida y hacen que nuestro cuerpo funcione correctamente.

Cada una de las vitaminas esenciales se ha descubierto a partir del estudio de enfermedades relacionadas con su carencia, tal es el caso de la vitamina C, que, de no consumirse lo suficiente, puede provocar escorbuto, una enfermedad común en los marinos, que no tenían acceso a frutas y verduras frescas.

En el caso de la vitamina D, ésta se encuentra presente en el cuerpo humano en diferentes “configuraciones” (metabolitos): cuando se une con otras proteínas, se considera una forma “inactiva”, mientras que si transita por el torrente sanguíneo por sí misma, es una forma “activa”.

La investigación, realizada en el hospital de la Universidad de Leuven, Bélgica, analizó a casi dos mil voluntarios, todos hombres de entre 40 y 79 años, y detectaron una correlación entre pacientes con bajos niveles de 25-hidroxivitamina D (una forma de la vitamina D conocida también como calcifediol) y enfermedades degenerativas; mientras que los pacientes con altos niveles de calcifediol en la sangre mostraron mínimos avances en cuadros infecciosos y problemas vinculados a esas mismas enfermedades.

La doctora Leen Antonio, una de las responsables de la investigación, explicó que “estos datos confirman además que la deficiencia de vitamina D se asocia con un impacto negativo en la salud general y puede predecir un mayor riesgo de muerte”.

Por otro lado, los investigadores señalan, también, que este estudio no es señal de que todo mundo deba empezar a tomar suplementos vitamínicos, pues éstos sólo deberían de ser ingeridos bajo supervisión médica y cuando sea una necesidad real. Sin embargo, sí es importante que se revise la alimentación para tener una ingesta sana y balanceada de vitaminas y minerales.

La vitamina D puede encontrarse de forma natural en pescados grasos (como el salmón y el atún), semillas como la soya y avena, hongos e hígado vacuno.