Síguenos

Volver

ÚLTIMA HORA

Deportes

Celtics aventaja a Dallas por 3-0 y se coloca a una victoria de su estrella 18 en la NBA

Volver

SIGUIENTE NOTICIA

Quintana Roo

Entregan 662 vacunas contra COVID-19 a los módulos en Cozumel.Bajo la vigilancia de elementos de la Secretaría de Marina, las dosis llegaron hacia los dos módulos de vacunación a Cozumel

Internacional

El papa Francisco llamó a suspender temporalmente los derechos de propiedad intelectual de las vacunas contra el coronavirus

En un mensaje enviado a los organizadores de un concierto que forma parte de la campaña “Vax Live”, que busca recaudar fondos para la distribución de vacunas en todo el mundo, el Papa Francisco llamó a suspender temporalmente la propiedad intelectual de las vacunas.

“Una variante de este virus es el nacionalismo cerrado, que impide, por ejemplo, un internacionalismo de las vacunas. Otra es cuando ponemos las leyes del mercado o de propiedad intelectual por encima de las leyes del amor y de la salud de la humanidad”, dijo.

Agregó que otra “variante es cuando creemos y fomentamos una economía enferma, que permite que unos pocos muy ricos posean más que todo el resto de la humanidad y que modelos de producción y consumo destruyan el planeta, nuestra casa común”.

El papa Francisco se presentó en este mensaje que se emitirá durante el concierto como un “viejo, que no baila ni canta como ustedes, pero que cree junto a ustedes que la injusticia y el mal no son invencibles”.

“El coronavirus ha producido muertes y sufrimientos, afectando la vida de todos, especialmente la de los más vulnerables. Les ruego que no se olviden de los más vulnerables. No se olviden del límite. Además, la pandemia ha contribuido a empeorar las crisis sociales y ambientales ya existentes, como ustedes, los jóvenes, siempre nos lo recuerdan a nosotros. Y hacen bien en recordarlo”, dijo.

Señaló que “ante tanta oscuridad e incertidumbre hace falta luz y esperanza” y que la sanación “no se puede quedar sólo en los síntomas” pues en las “raíces enfermas encontramos el virus del individualismo, que no nos hace más libres ni más iguales ni más hermanos, más bien nos convierte en indiferentes al sufrimiento de los demás”

AR