Fallece Andreas Brehme el héroe alemán en la final del Mundial de 1990

Andreas Brehme, ex lateral izquierdo de Bayern, Inter, Kaiserslautern y Real Zaragoza, fue autor del gol de la victoria de Alemania en el Mundial de Italia 1990
martes, 20 de febrero de 2024 · 07:37

Andreas Brehme, recordado por su decisivo gol que llevó a Alemania al triunfo en la final del Mundial de 1990 frente a Argentina, falleció sorpresivamente a los 63 años debido a un infarto, según confirmó su familia tras la difusión de varios reportes periodísticos. 

Brehme, quien dejó una huella imborrable en el Bayern Munich, Inter de Milán, Kaiserslautern y Real Zaragoza, es evocado por su polivalencia en el campo, jugando como lateral izquierdo y líbero hacia el final de su carrera.

Su legado se cimenta no solo en aquel penalti convertido con la pierna derecha en 1990, sino también en su habilidad ambidiestra y su destreza para ejecutar tiros libres. 

La elección de disparar con su pierna no dominante en el Mundial fue una muestra de su versatilidad y audacia, tomada luego de un golpe en su pie izquierdo y en un momento donde Lothar Matthäus declinó lanzar el penalti por sentirse inseguro con el calzado que llevaba puesto.

A nivel de clubes, Brehme alcanzó la gloria al ganar la Bundesliga con Bayern en 1987 y con Kaiserslautern en 1998, este último un logro histórico tras el ascenso del equipo de segunda división bajo la dirección de Otto Rehagel. 

Además, se alzó con la Copa de Alemania en 1996 y la Copa de la UEFA con el Inter en 1991, consolidándose como una figura emblemática tanto en Alemania como en Italia.

Su carrera internacional incluyó 86 partidos y 8 goles con la selección alemana, siendo una pieza clave no solo en el Mundial de 1990, sino también en la edición de 1986 y en el gol crucial en la semifinal contra Francia. 

Brehme, quien también tuvo un paso por la dirección técnica, siempre será recordado por su compromiso y liderazgo, simbolizados en su frase tras el descenso del Kaiserslautern: "Juntos hemos metido el carro en el barro y juntos vamos a sacarlo".

La partida de Brehme deja un vacío en el mundo del fútbol, donde su legado como jugador y su espíritu de equipo perdurarán en la memoria de aficionados y compañeros. 

Su fallecimiento invita a recordar sus contribuciones al deporte y a reflexionar sobre el impacto de figuras como él en la historia del fútbol.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

IO