Parroquia de Sinanché, un atractivo turístico del siglo XVII

En la actualidad la parroquia se ha posicionado como una de las obras arquitectónicas más sobresalientes, además de que es un atractivo turístico de Sinanché
miércoles, 11 de octubre de 2023 · 11:44

A 60 minutos de Mérida se encuentra la localidad de Sinanché, lugar en donde está construida una de las iglesias que rinde honor a San Buenaventura y que, además, se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de los viajeros que van por este rumbo a la costa, específicamente en el puerto de San Crisanto.

De acuerdo con datos históricos, el templo fue erigido durante el siglo XVII, tiempo en el que también fue construido el Palacio Municipal, y que en la actualidad se ha posicionado como una de las obras arquitectónicas más sobresalientes que ha dejado maravillado a muchos por su amplio atrio y la forma en el que está construida sobre altillo.

Aunque existe muy poca información sobre el templo, los lugareños señalaron que años atrás las paredes no estaban coloreadas, pero que más tarde fue adoptando un color naranja, colorimetría que tiene la capa del santo patrono en la espalda, mientras que en la parte baja del frente están colocadas piedras que hacen resaltar la tonalidad.

Para llegar a la iglesia, es necesario subir por unos escalones que lleva al atrio y seguidamente un largo pasillo que en los costados se encuentran plantados pequeños arbustos. En medio de la capilla la imagen del patrono está colocada en cristales; a los costados hay tres campanas, dos grandes y una pequeña, mientras que la cima está engalanada con una cruz.

Isaí Dzul

El interior de la capilla está coloreada en tono blanco y adornada con pilastrones de piedra que combinan con el diseño de la arquitectura. Algo que impresiona y que resalta en comparación de otras iglesias es que la techumbre no es de arco, sino de pliegues que van en forma recta.

En el lado derecho de la entrada se encuentra una pequeña puerta en donde está el famoso caracol, antiguas escaleras que dirigen a la parte superior del edificio, pero, como dato, solo personas encargadas pueden subir, ya que por la antigüedad existe el riesgo de que se pueda colapsar algún escalón.

A los costados, se encuentran distintos altares en donde están colocadas diferentes imágenes religiosas que son veneradas en los distintos meses del año. El visitante, al llegar en la parte del frente, puede observar el enorme altar en tonalidad crema, con adornos, rojos, amarillos y verdes, estando en el centro la imagen original de San Buenaventura, acompañándolo a los costados otros santos.

De las imágenes más sobresalientes, además del santo patrono, son la Virgen de la Paz y de Guadalupe, dos efigies de gran tamaño que están antes de llegar al altar del patrono.

POR ESTO!

En la parte izquierda del altar, también se encuentra el santísimo, donde está la sagrada eucaristía y las personas acuden a realizar una conversación con el prójimo antes y después del servicio eucarístico.

En el mes de julio se efectúa la festividad en honor al santo patrono que lleva el nombre de la iglesia, siendo la bajada el día 5 y el 14 el festejo mayor, que suele reunir a miles de personas de la localidad y de comunidades circunvecinas.

Algo que ha sobresalido en el lugar es que en el pasillo y en los alrededores del atrio se han colocado palmas para que decoren el lugar y lo llenen de sombra, algo que aprobó la población para proyectar una mejor imagen.

En la parte trasera del lugar hay una cancha, donde años atrás los jóvenes de la localidad realizaban distintos torneos. Pero su abandono ha ocasionado que se vaya deteriorando, llegando al grado de que nadie ocupa este recinto deportivo.

En los últimos años, los turistas acuden a visitar este templo por su historia y forma arquitectónica.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

NM