Puertos del Oriente de Yucatán apuestan por el ecoturismo en la Reserva de Ría Lagartos

La Reserva de Ría Lagartos recibe al año cerca de 100 mil personas, por lo que biólogos planean implementar el ecoturismo para ofrecer paseos sustentables
domingo, 1 de octubre de 2023 · 11:49

“Los puertos de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos le apuestan al ecoturismo y, aunque actualmente los visitantes que arriban a la costa buscan actividades tradicionales, se está gestionando un proyecto para impulsar el interés ecológico y lograr que la industria sustentable y amigable con el medioambiente se convierta en la principal labor económica de la población”, informó el biólogo Julián Rojas.

Según comentó el experto, anualmente 100 mil personas visitan la reserva con un promedio de estancia de uno a dos días; las principales temporadas se relacionan con los períodos vacacionales: en Semana Santa llega el 17 por ciento del turismo anual; en verano el 54 por ciento, que corresponde en su mayoría a los dueños de las casi 400 casas de veraneo que hay en la zona; y el 29 por ciento arriba en invierno.

Fomentar el ecoturismo es uno de los objetivos de Ría Lagartos, pues se trata de una alternativa de desarrollo para los habitantes, sin embargo, su presencia aún es incipiente: actualmente hay una veintena de hoteles con pocas habitaciones, escasas cabañas de renta y limitada disponibilidad de los pescadores para usar sus embarcaciones en recorridos por los canales del estero y la colonia de flamencos.

Al estar relacionado el turismo ecológico con el medioambiente, su proceso de planeación es muy diferente al del sector tradicional, ya que se interesa en preservar la integridad de los ecosistemas, asegurar el bienestar de los residentes y fomentar el respeto de la identidad cultural local, tal y como se hace en Río Lagartos, San Felipe y Las Coloradas.

Así, se logra la satisfacción personal de los paseantes sobre sus intereses de educación, aventura, participación en acciones de conservación e interacción con culturas diferentes a la suya.

El resultado ideal de un desarrollo ecoturista es que las necesidades tanto de los visitantes como de los lugareños sean satisfechas utilizando instalaciones de bajo impacto y a pequeña escala, favoreciendo el establecimiento de empresas locales que usen tecnología apropiada para el aprovechamiento de los recursos y la mano de obra.

Preservar la naturaleza y los ingresos

Julián Rojas señaló que el proyecto de ecoturismo en la reserva orienta las actividades al cumplimiento de los siguientes objetivos: mantener los procesos ecológicos críticos para actividades económicas, producir bienes y servicios que sólo pueden proporcionarse en áreas naturales, preservar ecosistemas representativos; proteger especies en peligro o amenazadas, así como integrar un mecanismo de distribución de las ganancias derivadas de estas labores que abarque a una gran variedad de habitantes y comercios locales.

Todo esto estableciendo la infraestructura mínima requerida para la prestación de servicios, al tiempo que se incorporan los valores culturales y ambientales que proporcionen un sentimiento de orgullo de la cultura y de manejo del entono.

El especialista remarcó que para impulsar las actividades amigables con la naturaleza es necesario impulsar la construcción de infraestructura turística para alojamiento que hace falta en puertos como Las Coloradas y San Felipe.

Con esta alternativa de viaje el impacto de la actividad humana se reduciría considerablemente sin afectar a aquellos cuyos ingresos dependen del turismo, es decir, el enfoque ecológico es una forma de desarrollo armónico entre la economía y la naturaleza.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

LV