Cocodrilos devoran perros callejeros en el puerto de Chabihau

La presencia de estos reptiles se debe a la falta de alimento en su hábitat, lo que ha alertado a los pescadores con temor a ser atacados por uno
miércoles, 2 de febrero de 2022 · 10:26

Pescadores del Puerto de Abrigo de Chabihau se encuentran en alerta debido a la presencia de los cocodrilos que han estado llegando a dicho lugar; temen ser víctimas de algún ataque de estos saurios mientras arreglan sus embarcaciones en esta temporada, cuando la mayoría no zarpa al mar debido a la veda del mero que entró en vigor a desde ayer.

Manuel Xol, un habitante, aseguró que últimamente estos reptiles han estado devorando a los perros que habitan en el lugar debido a la falta de comida que hay en su hábitat natural.

Mencionó que desde que el nivel del agua de los manglares subió debido a las inundaciones que causó a su paso la tormenta tropical “Cristóbal” en el 2020, varios cocodrilos se trasladaron a esta zona, en donde los pescadores suelen trabajar por las mañanas y tardes.

El entrevistado aseguró que el año pasado no se presentó este tipo de problemas en el puerto pesquero que pusiera en peligro la seguridad de los trabajadores y de los habitantes.

La semana pasada, Xol afirmó que había cinco de estos depredadores asoleándose a un costado de las embarcaciones, asegurando que lo más probable es que de las ciénagas del puerto de Chabihau estén recalando por los residuos de filete de pescado que son arrojados al mar para alimentar a los pelícanos.

“Todos los días por las mañanas están acostados los cocodrilos a un costado, deben haber más, yo ya vi que hay cinco y están grandes; tendrán como tres metros de largo cada uno”, afirmó.

Se han devorado a perros

El habitante comentó que, desde que comenzaron los avistamientos de estos reptiles, la mayoría de los perros comenzaron a desaparecer, ya que abundaban las jaurías callejeras; indicó que la semana pasada, vio que el perro del velador fue uno de los que devoraron.

Añadió que han enviado varios reportes a las autoridades de la comisaría para que den aviso a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a fin de que arriben al lugar para capturar y trasladar a los cocodrilos a su hábitat natural y no ocasionen daños a los hombres de mar que laboran en las aguas del embarcadero limpiando sus barcos; sin embargo, apuntó que lo anterior no ha sido suficiente, ya que no han recibido una respuesta positiva.

“Lo único que nos han respondido es que no pueden hacer nada porque, según ellos, los cocodrilos están en su área natural. Nosotros que lavamos nuestras embarcaciones en esta zona, nos perjudica bastante porque no sabemos cuándo estarán rondando por aquí cerca y nos lleguen a atacar algún día”, dijo.

Manuel Xol aseguró que, si no se atiende pronto su petición, los reptiles empezarán a adueñarse del lugar, como ya está pasando, podrían reproducirse y generar un aumento de ejemplares que convertirían el Puerto de Abrigo en una zona riesgosa y no en un lugar de trabajo.

Estos reptiles están adaptados a llevar un modo de vida semiacuática. Son excelentes nadadores y también pueden pasar poco tiempo en tierra firme.

Su piel es dura, rígida y cubierta por resistentes escamas que sirven como armadura. Su cola está provista de fuertes músculos que le permiten un mejor desplazamiento. Las patas delanteras están formadas por cinco dedos separados y las traseras por cuatro. Sus ojos les permiten visiones binoculares y contienen una membrana transparente que se mueve en sentido transversal actuando como un párpado adicional. Las fosas nasales están adaptadas a su vida acuática, pues pueden respirar sumergidos cerrando un mecanismo de su garganta para evitar que el agua entre a los pulmones.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

CC