Trabajadoras sexuales van por la legalización de su actividad en Mérida

Luego de ganar el amparo, sexoservidoras ya no podrán ser hostigadas por la Policía Municipal por lo que podrán trabajar libremente por las calles de esta ciudad
domingo, 5 de septiembre de 2021 · 08:18

La presidenta de la Asociación Yucatrans, Abigail Herrera, indicó que las 25 trabajadoras sexuales trans que obtuvieron un amparo, les permitirá trabajar libremente por las calles de esta ciudad, lo cual es un logro que motivará a más sexoservidoras se recurran a la vía legal y así no sean hostigadas por la Policía Municipal de Mérida (PMM). “El siguiente paso será la legalización del trabajo sexual”.

Antecedentes de la batalla

El Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Cuarto Circuito con sede en Mérida, determinó declarar inconstitucional la fracción VI del artículo 15 del Reglamento de Policía y Buen Gobierno del municipio, impugnado por un grupo de mujeres transgénero que se dedica al trajo sexual.

El 14 de septiembre de 2019, el Ayuntamiento de Mérida, al aprobar el Reglamento de Policía y Buen Gobierno, estableció, en su artículo 15 fracción VI, la prohibición y sanción del trabajo sexual en la vía pública. Frente a ello en octubre de ese mismo año, un grupo de mujeres transgénero que se dedican al trabajo sexual, presentó un amparo, mismo que se radicó en el Juzgado Segundo de Distrito, que el 20 de enero de 2020 emitió una sentencia desfavorable en perjuicio de las trabajadoras, bajo el argumento de que no habían, ni acreditado la afectación que ese reglamento les causaba, ni su calidad de trabajadoras sexuales.

En consecuencia, las trabajadoras presentaron un recurso de revisión, mismo que le tocó resolver al Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa, que el 2 de septiembre determinó revocar la sentencia del Juez Segundo de Distrito y amparar a las trabajadoras sexuales, decretando la inconstitucionalidad de la fracción VI del citado artículo 15 del Reglamento municipal.

Ni levantadas ni hostigadas

 

Abigail agregó que el amparo las protege y, por ende, ya no pueden ser levantadas, hostigadas y discriminadas por su trabajo, incluso, se les protege, para que no se vean obligadas a pagar derecho de piso y, aunque es un logro colectivo para el grupo, dijo que hasta la fecha no se han interpuesto más demandas de amparo.

Comentó que Yucatrans buscará durante este segundo semestre, el diálogo con los nuevos regidores del Ayuntamiento de Mérida, para que se legalice el trabajo sexual en las calles de la ciudad. “Que deje de ser una falta administrativa y que llegue un momento en que ya no se requiera interponer más amparos”, mencionó.

Comentó que el objetivo es que haya inclusión y que ya no se discrimine a las personas que se desempeñan como trabajadores sexuales en la vía pública. “Al sentarnos a dialogar con los regidores es tratar que el Reglamento Estatal y el Municipal sean iguales, porque en el primero el trabajo sexual es legal, mientras que, en el segundo, no”, puntualizó.

La voluntad es clave

“Una vez que ya se legalice, se normalice, se buscará que no sea sólo en la capital del Estado, sino en los municipios, para que las personas que ejercen el trabajo sexual en la vía pública de cualquier índole, no tengan problemas con la autoridad y se vean necesitados de recurrir a un amparo para no ser levantados o amonestados”, dijo.

Abigail Herrera comentó que el trabajo sexual en el Estado aún es discriminado, algo que debe cambiar, porque existen personas que desempeñan esta actividad, porque no encuentran trabajo y se ven obligadas a desempeñar el oficio, el cual es digno como cualquier otro, “por lo que no debe ser juzgado ante la moral ciudadana”.

Reveló que en la actualidad se está conformando una agrupación de trabajadoras sexuales trans, “ya para el 2022 se anuncie oficialmente la primera asociación que trabaje y que vincule sólo a sexoservidoras y sexoservidores, lo cual ayudaría a promover sus derechos laborales”.

Comentó que una de las claves para que se legalice el trabajo sexual en Mérida, dependerá de la voluntad de los funcionarios municipales, en este caso los regidores, algo de lo cual dijo que sí se puede dar. “A veces se les olvida que deben trabajar por gobernanza y no por su criterio personal”, mencionó la activista yucateca.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

JCL