Conoce la historia detrás de las fachadas del Centro Histórico de Mérida

Las fachadas del centro histórico de Mérida tienen una increíbles historia y alberga entrañables recuerdos para los meridanos
domingo, 4 de julio de 2021 · 13:10

Mérida es una de las ciudades que se destaca por su increíble historia que tiene una rica herencia maya y colonial. Caminar por el centro histórico de Mérida podrás encontrar increíbles fachadas que tienen una increíble historia detrás de ellas.

Cada edificio tiene una historia digna de recordar, desde casas de familias memorables hasta escuelas con gran prestigio en la ciudad, cada uno de ellos alberga increíbles recuerdos para gran parte de los meridanos.

Sobre la calle 59 entre 60 y 62 Casa construida alrededor de 1900 para la familia Castro Rotger, originarios de San Pedro Chimay, entre 1936 y 1950 fue el tercer local del colegio de la profesora María Urbina Castellanos. En los años 70’s el edificio fue sede de la escuela preparatoria República de México.

Con su estilo neoclásico este edificio es conocido actualmente como Hotel Boutique Piedra Agua. Ubicado en el calle 60 con 61 fue inaugurado como el Hotel Imperial en febrero de 1905, fue de los más elegantes de la época. 

Tras un incendio ocurrido en la calle 54 en 1903, varios edificios tuvieron que ser demolidos y sustituidos, entre ellos el que antes fue oficina del Ferrocarril Mérida - Peto, renovado para convertirse en el Hotel Tres Caras adoptando su aspecto actual. En los bajos del edificio funcionó el almacén de abarrotes del mismo nombre que fue propiedad de Alfonso Vales. 

Esta casa ubicada en la calle 67 entre 62 y 64 fue del sacristán campechano José Adoralido Olivera, quien trabajo por muchos años en la Catedral. Más tarde renunció a su empleo y se dedicó a ofrecer servicios como rezador de novenarios consiguiendo gran popularidad, lo que le permitió adquirir esta vivienda alrededor de 1907.  Sus clientes, principalmente del sur de la ciudad, le llamaron Padre Adorálido. Mermado en su movilidad tras una caída, se le solía ver por las tarde apostado en uno de los balcones de su casa. Murió alrededor de 1944.

Conocido actualmente como el edificio del DIF, ubicado en calle 64 x 65 y 67, casi enfrente de la Candelaria fue la residencia que perteneció al hacendado Fernando García, en la cual se alojó el vicepresidente de México Ramón Corral durante la visita presidencial en febrero de 1906. Años más tarde también fue sede del Centro Educativo Panamericano.

Esta casa fue parte de la escuela Olegario Molina, la cual compitió en compitió en conocimiento nacional ganando el primer lugar, dándole visibilidad a la ciudad de Mérida. La casa neoclásica se ubica en la calle 64 entre 49 y 47Ay le perteneció al Dr. Augusto Esquivel, aquí nació su hijo el músico y compositor Víctor Esquivel Ancona.

Conocida como la casa de las cariátides de la calle 59 entre 52 y 54 fue construida alrededor de 1907 en los terrenos pertenecientes al matrimonio formado por Concepción Rodríguez y Manuel Medina para ser residencia de la hija de ambos, Lucrecia Medina viuda de Bolio. La casa es atribuida a Almo Strentta y se encuentra actualmente en remodelación

Con relieve neoclásico esta casa se encuentra ubicada en Itzimná, frente al parque y a espaldas de la iglesia. Desde finales de la década de 1880 despertó el interés como espacio de recreo entre la élite. La casa le pertenece a la familia Cicero.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

GH