Violencia contra la mujer, tema urgente a tratar en Yucatán, señala activista

Muchas mujeres no saben identificar cuando son víctimas de la violencia, debido a que los patrones aprendidos en casa
lunes, 8 de marzo de 2021 · 15:40

Muchas mujeres no saben identificar cuando son víctimas de la violencia, debido a que los patrones aprendidos en casa, para salir de ese círculo vicioso, que además incluye el miedo, les juega en su contra, debido a que “el sistema les ha enseñado a los hombres a ser los agresores, por ello es momento de cuestionar si lo que han aprendido no lastima a las demás personas”, advierte Rosa Elena Cruz Pech, fundadora del movimiento “Uady sin acoso”, quien pidió cuestionar y cambiar el punto de vista de manera urgente.

Para la Dra. Marcela Lagarde, investigadora de estudios de género, es importante “identificarla, conocerla y prevenirla; si se ha cometido, atender a las personas violentadas, ya que puede conducirla a una muerte violenta como sucede en el tema del feminicidio y de la violencia feminicida. Hay que mirar la violencia como un proceso en la vida de las mujeres, no como algo eventual que aparece y desaparece: se instala en espacios con mitos, creencias, deseos, aspiraciones y ahí aparece la violencia. Debe ser erradicada conforme lo plantea la ley general de acceso a una vida libre de violencia”.

Ambas especialistas reconocieron que es factor importante no tener miedo. Este sentimiento muchas veces se instala en la vida cotidiana. En ocasiones, apuntó Lagarde, “no tenemos palabras para demostrar que lo estamos viviendo y hacer que nos crean. Cuando denunciamos tenemos miedo porque sabemos que muchas veces, al denunciar, seremos revictimizadas”.

Por su parte, la investigadora Cruz Pech solicitó a las personas conducirse con respeto e igualdad. Particularmente instó a las mujeres a no tener miedo, y hacerse de redes de apoyo “para que no nos sintamos solas; sí hay salida”, externó.

También reconoció que, actualmente, nos encontramos ante una “pandemia de violencia digital” y reiteró que el acoso es violencia, que debe ser atendida, porque “es el primer paso para una violencia grave, los feminicidas se construyen”, esto es coincidente con lo que sostiene la catedrática Lagarde: “el feminicidio es la culminación de la violencia de desigualdad, a las mujeres las pone en condiciones de ser sometidas y ser expropiadas de su condición humana, de identidad, de derechos”.

Esta autora feminista propone, en este sentido, “una nueva convivencia de mujeres y hombres, una nueva estructura social, económica, de actividades público- privadas en las que participemos en igualdad, donde las universidades tienen todo que aportar, una política de prevención articulada, y fortalecer acciones planeadas con fundamentos”.

Desde su trinchera reconoce que el feminismo es indispensable para vivir porque es una propuesta de cultura, de sociedad justa y respetuosa del medio ambiente.

SY

Otras Noticias