Mercado 'La Pepita', inversión de 33.5 mdp desperdiciada por el Ayuntamiento de Mérida

El alcalde Renán Barrera ha prometido en sus dos administraciones que lo reabriría y sigue siendo un “Elefante Blanco”
miércoles, 27 de enero de 2021 · 07:24

Más de 30 millones de pesos tirados a la basura y cerca de 16 años en el abandono, locatarios del “Lucas de Gálvez” se quejan de la zona conocida como “La Pepita”, porque durante todo este tiempo ha sido un “Elefante Blanco”, el cual, expresan debería ser habilitado con un objetivo que los beneficie.

“La Pepita” fue un proyecto de la exalcaldesa Ana Rosa Payán Cervera en 2004 y edificado por la exalcaldesa Angélica Araujo en 2012. Actualmente, la zona lateral y de frente sirve de estacionamiento para motocicletas y bicicletas, así como para la instalación de vendedores ambulantes.

El proyecto original, en 2004, tuvo un costo de 16 millones de pesos, posteriormente en 2011 se llevó a cabo una ampliación de 17 millones de pesos, lo que hoy hace un total de 33.5 millones de pesos invertidos en un local que no se ocupa. Landy Celis, comerciante desde hace 45 años del mercado, dijo que “el lugar se ha vuelto un nido de gatos que ensucian y dejan con mal olor el sitio.

Además, en los alrededores se acumula la basura y por dentro las mesetas se están deteriorando porque no le dan el uso adecuado”.

“En su momento vendí en la parte de adelante, pero cuando empezó la obra las autoridades sacaron a la gente y nos reubicaron. Desde que me movieron mis ventas han bajado demasiado y ya no es lo mismo”, su local se ubica a espaldas de “La Pepita”, por el pasillo del área de pescado fresco.

“Cada administración miente al decir que lo van a reabrir y siguen pasando los años y nada.

La gente que vendía en esa zona antes de “La Pepita” se siente muy decepcionada, porque nunca les regresaron su espacio”.

El regidor de la Comisión Especial de Mercados, Gamaliel Gutiérrez Beltrán, señaló que “hasta el momento no hay ningún plan para reactivar este mercado abandonado, es un sitio que bien se podría utilizar y solo está ahí asentado.

El alcalde Renán Barrera ha dicho en sus dos administraciones darle solución a este problema y no ha cumplido”.

“La Pepita” en su momento fue foco de infección, porque la gente se metía a defecar y también lo han utilizado los adictos, porque no había mucha vigilancia”.

“Hasta la fecha el alcalde no atiende las peticiones del pueblo y nunca da la cara para resolver este tipo de conflictos. Es una vergüenza tenerlo al frente del Ayuntamiento porque no cumple”, dijo el regidor.

Por otra parte, Isabel Chan, locataria, compartió que “todos vemos esta obra como un ‘Elefante Blanco’ para justificar o seguir pidiendo dinero para una supuesta ‘remodelación’. Al final, el espacio sigue igual y solo perjudica”.

“Además, considero que está mal diseñado porque cuando llueve el agua se acumula y no tiene buen drenaje. Es una obra que ha quedado en el abandono y las autoridades comentan que no hay presupuesto para rehabilitarla”, recalcó.

Mirna Castillo, otra locataria, añadió que “si el Ayuntamiento no piensa meter mano a “La Pepita”, deberían demoler el lugar y volverlo un estacionamiento, creo que sería mucho más útil porque el área de vehículos en el mercado San Benito es rebasado por la afluencia de gente que no tiene donde colocar sus autos”.

“Únicamente he visto que el lugar se abrió un tiempo cuando movieron a los vendedores de pescado frito porque estaban remodelando sus locales, y cuando se terminó volvieron a cerrar”, insistió.

SY

Otras Noticias