Pruebas de COVID-19 llegan a Juan Pablo II y Ciudad Caucel

Se instalaron módulos itinerantes para realizar pruebas de COVID-19 en Juan Pablo II y Ciudad Caucel, colonias de Mérida que se encuentran entre las que tienen más casos positivos.
miércoles, 29 de julio de 2020 · 08:03

Ayer se instalaron módulos itinerantes para la detección del SARS-CoV-2 en Juan Pablo II y en Ciudad Caucel, colonias que se encuentran entre las que más casos positivos de coronavirus tienen en Mérida, y se registró una alta participación de gente, incluso algunas personas no alcanzaron a realizarse el análisis, pues sólo se aplicaron 100 en cada lugar.

Al parque de la colonia Juan Pablo II, donde se instaló el módulo de la Secretaría de Salud de Yucatán para la aplicación de pruebas desde las 9 de la mañana, llegó una buena cantidad de gente, pero no a todos se les aplicó, pues se está priorizando a las personas que tienen síntomas directos de COVID-19 que se hayan presentado los últimos 5 a 7 días.

Se pudo observar que mucha gente acudía refiriendo que tenía un familiar cercano, amigo o conocido que ya había dado positivo a coronavirus, pero en estos casos se les indicó que lo que procedía era “por asociación”, esperar un lapso de 14 días para ver si se presentan síntomas, pero no es recomendable la prueba.

De igual forma, a las personas que sólo manifestaron tener síntomas leves y que no necesariamente tendrían que estar relacionados con COVID-19, se les recomendó mantenerse en un período de observación, pues se les explicó que pasar al área donde se realizan las pruebas incluso podría ponerlos en riesgo al ser un área contaminada.

Resultados en breve

De las personas a las que se les realizó la prueba, se les notificará el resultado por vía telefónica en un lapso de 4 a 5 días.

Juan Pablo II y Ciudad Caucel forman parte de las cinco colonias de Mérida en las que más casos positivos de COVID-9 se han confirmado. De hecho, de las 4 mil 849 personas contagiadas con COVID-19 hasta el lunes pasado, un total de mil 5 se encuentran en la zona Poniente.

Lo que llamó la atención es que no hay una convocatoria a la ciudadanía para acudir a los módulos, sino que éstos llegan y se instalan, pero no hay un programa calendarizado, según se expuso, también para evitar aglomeraciones que constituyan un riesgo de contagio.

La Licenciada en Enfermería Eloísa Reyes López, coordinadora de los módulos itinerantes de la SSY, explicó que se ha registrado muy buena respuesta de parte de la gente, tanto así que cuando arrancaron en Umán y en la Emiliano Zapara Sur, sólo se habilitaron 50 pruebas y ahora en Juan Pablo II y en Ciudad Caucel se aplicaron, en cada uno, 100 pruebas por módulo y los resultados se darán a conocer por teléfono en un lapso de 4 a 5 días.

En Juan Pablo II se pudo observar desde el inicio una larga fila de personas que al pasar por un primer filtro se les preguntaba si tenían síntomas relacionados con COVID-19, a los que manifestaron síntomas directos se les daba un turno para seguir el proceso.

Exudado faríngeo

Llegó gente de todas las edades, hombres y mujeres, e incluso llegó un menor con la intención de que se la aplicara la prueba, pues un familiar había resultado positivo, pero al no tener síntomas se le recomendó sólo estar en observación 14 días.

La encargada de estos módulos de aplicación de pruebas explicó que la que se aplica es la llamada prueba PCR que se realiza a través de un exudado faríngeo con un hisopo esterilizado, luego de hacer la toma se coloca la muestra biológica en un tubo de cristal para ser trasladada al laboratorio.

Antes de practicar la prueba se toman los datos de las personas como nombre, edad, dirección, número telefónico, cuadro clínico y la fecha de inicio de síntomas. Todo esto es transferido después a una base de datos para las estadísticas correspondientes.

Además, se expuso que en caso de detectarse un caso positivo las áreas correspondientes le darán el seguimiento pertinente y, además, se solicitarán los nombres y números de contacto de las personas que viven dentro del domicilio y aquellas personas con quienes hayan interactuado en los últimos catorce días, para notificarles que estuvieron en contacto con alguien que dio positivo de portar la enfermedad.

Prioridad

“Estamos priorizando aplicar la prueba a las personas que tengan síntomas directos de la enfermedad y, si no es así, es preferible que no pasen al área de pruebas porque allá se pueden contaminar”, expuso.

Alrededor del mediodía se acabaron las 100 pruebas que se canalizaron a este módulo de Juan Pablo y, según se expuso, en el caso de Ciudad Caucel el resultado fue similar. Un buen número de personas se quedó en la fila sin poder hacerse la prueba, en el caso de Juan Pablo se les dijo que el próximo jueves volverá el módulo que se ubicará en la Escuela Primaria “Julia Ruiz Fuentes”.

La intención de esta estrategia, expuso la entrevistada, es poder detectar la enfermedad y romper la cadena de contagio a tiempo y con ello evitar casos positivos.

Doña Silvia, una vecina de Juan Pablo II, consideró importante que se realicen estas pruebas. En su caso manifestó tener tos, fiebre y dolor de cabeza desde hace 4 días, por lo que se le entregó su ficha para hacerse la prueba.

En otro de los casos, el señor Javier, vecino de la zona, no tenía síntomas, pero quería hacerse la prueba porque dijo que un familiar que vive en su casa dio positivo. En este caso, le mencionaron que “por asociación” podría ser un candidato a tener el virus, pero tendría que esperar un lapso de 14 días para ver si presenta algún síntoma y en este período guardar las medidas necesarias.

El joven Manuel acudió con su tía Luisa al módulo y refirieron que habían convivido con una persona que dio positivo al COVID-19 hace como tres semanas, pero ellos hasta ahora no habían desarrollado síntomas. En este caso se les invitó a estar en observación, pues las pruebas se priorizan para la gente que tiene síntomas directos.

Los módulos están compuestos por un promedio de 8 trabajadores del Sector Salud, tales como médicos, enfermeros y químicos. La recolecta de las muestras se realiza aplicando estrictos protocolos de higiene y las medidas de seguridad correspondientes por parte del personal médico.

En el caso de Juan Pablo II y Ciudad Caucel, los módulos se establecieron en parques públicos. Se informó que parte del proceso es que las brigadas de “Amigos de la Salud casa por casa” visiten hogares y pequeños negocios de la capital yucateca para ubicar los casos sospechosos en las diferentes zonas que concentran mayores contagios de coronavirus.

En caso de detectar a una persona sospechosa de portar esta enfermedad, se le avisa el día y horario en el que se instalará el módulo itinerante en la colonia o fraccionamiento donde habita para que asista.

También pueden acudir aquellas personas que hayan presentado síntomas de la enfermedad en los 5 días previos a la toma de la muestra.

Por David Rico

Otras Noticias