Fraccionamiento Las Américas se construyó en un sitio inadecuado: arquitecto

El arquitecto Alfredo Alonzo Aguilar dijo que las casas en el Fraccionamiento Las Américas son como las que se construyeron sobre la duna costera, frágiles ante huracanes.
martes, 13 de octubre de 2020 · 12:44

El Fraccionamiento Las Américas se construyó en un lugar no adecuado a menos que los estudios de impacto ambiental que se presentaron para obtener su construcción señalen lo contrario, dijo el director de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Yucatán, el arquitecto Alfredo Alonzo Aguilar.

En el municipio de Mérida, explicó, hay un Atlas de Riesgos que indica las zonas que son ideales para la construcción de viviendas; en el caso de Las Américas, hasta donde se sabe y por las características del suelo que es poco permeable, hay riesgo de inundaciones y por ende no debió de construirse en esa zona, pero eso lo tendrán que determinar las instancias que otorgaron los permisos correspondientes.

Es como las casas que se construyeron sobre la duna costera, edificaciones que en otros países está prohibido porque es una zona muy frágil y cuando se presenta un huracán esas casas se “van” o destruyen, como ocurrió en Telchac Puerto, donde otra vez se permite construir sobre la duna costera y cuando se presente otro huracán con seguridad se volverán a destruir.

Dijo que muchos han comprado enormes extensiones de terrenos en el sector Noroeste porque son muy baratos y, pese a que los han rellenado y se construyeron viviendas, hoy se ven las consecuencias o resultados de construir en áreas de alto riesgo.

Es cierto que las lluvias han sido excepcionales y que se presentaron dos fenómenos naturales en un periodo corto como lo fueron las tormentas Gamma y Delta, sucesos que sólo ocurrían cada 18 o más años y ahora son cada vez más frecuentes y por ende impredecibles.

Ante esta situación, dijo Alonzo Aguilar, se debieron tomar todas las precauciones y medidas para evitar casos como el ocurrido en Las Américas, al construir en lugares inadecuados y lo mismo aplica en la construcción de estacionamientos y pasos a desnivel.

Precisó que sí es posible construir ese tipo de estructuras siempre y cuando se utilicen sistemas y tecnologías avanzadas, lo malo es que esto haría que sean más costosas y por ende con menos utilidades para los constructores, en otras palabras, dejaría de ser negocio.

Por eso considera que en el futuro habrá que planear bien dónde construir viviendas y seleccionar los sitios más adecuados para garantizar que es seguro para la población, tal como ocurre con los medicamentos que tienen que pasar por muchas pruebas para determinar que es seguro para su consumo y no tengan efectos negativos.

El arquitecto explicó que la construcción de vivienda hoy en día es muy compleja porque intervienen muchos factores y por ser una mercancía entra al mercado, se produce, se comercializa, etcétera, y por eso las constructoras buscan obtener mejores utilidades y adquieren los terrenos más baratos para ahorrar en los procesos productivos.

Por lo tanto, es necesario que las constructoras consideren que la vivienda es un producto donde el ser humano vive y debe tener acceso a una serie de satisfactores para que pueda convivir y ser más productivo como abasto, recreo, salud, entre otros.

Cambiar las normas

En relación a las inundaciones registradas en el Fraccionamiento Las Américas, consideró que es necesario evaluar y de ser necesario cambiar las normas de construcción para evitar se registren más casos como éste.

Explicó que en Mérida con la llegada del coronavirus se detectó que muchas casas carecen de un cuarto de aislamiento, que éstos estén bien ventilados, iluminados y fácilmente accesibles para ser desinfectados, y lo mismo ocurre en casos como las inundaciones y otros fenómenos que pueden afectar a la población y de ahí la importancia de crear mejores reglamentos para adecuar en este caso las viviendas a las necesidades de la población.

Por Víctor Lara Martínez