Diseña la arquitectura de las letras

Después de una residencia en un taller de impresión, la artista visual Mariana Pacho renueva su obra
lunes, 7 de junio de 2021 · 12:18

“Pienso que la gente ha creído que, para que una obra sea artística, debe estar elaborada con óleo y sobre lienzo. Un artista visual trabaja con la forma; es capaz de crear composiciones, de encontrar la expresión en cualquier cosa si la desmonta con una intención artística”.

Quien habla con POR ESTO! es Mariana Pacho, licenciada en Artes Visuales por la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY), acreedora a una Mención Honorífica en el Premio Punto de Partida de la Universidad Nacional Autónoma de México en 2018, en la categoría de obra gráfica, y participante seleccionada por distintas exposiciones nacionales.  Integrante del Centro de Experimentación, que agrupa a varios creadores yucatecos en distintas disciplinas, Pacho fue becada, este 2021, de la Residencia de Aprendizaje en Tipos Móviles de La Ceiba Gráfica, un taller de elaboración de papel y de impresión mecánica.

“Fui una integrante del taller de gráfica de la ESAY. Me gradué, y no encontraba un taller en Mérida que no fuera ese. Conocí La Ceiba Gráfica, en Veracruz. Metí la solicitud para la beca porque nunca había hecho obra gráfica con tipos móviles, que son parte de la imprenta antigua. Quería aprender la técnica para añadirla a mi compendio, y para volver a ser parte de un taller”, cuenta Pacho.

“Mi obra es muy geométrica”, explica, “así que le vendría bien otro tipo de figuras, que son las letras. Ellas no dejan de ser dibujos. Podrían ser parte de la forma, más allá de formar algún texto”.

La artista explica que suele partir “de la exploración y la experimentación. Yo tenía claro que quería hacer abstracciones de edificios, pero yo no conocía ninguna técnica de grabado. Mi maestro, Emilio Said, empezó a guiarme en cómo trabajar una placa y realizar las impresiones. Conforme fui aprendiendo, vi de qué es capaz el grabado y cómo me podía ser útil para las abstracciones constructivas”, reconoció quien también es artista del collage.

“Mi método para realizar collages es, literalmente, entrar en todas las posibilidades: ¿qué pasa si inserto un triángulo rojo aquí y, por acá, otro verde? Selecciono imágenes de revistas y las hago encajar entre ellas, como en un rompecabezas, enfocándome en la geometría”.

En su estadía en La Ceiba Gráfica, “aprendimos desde cómo formar la frase que deseáramos hasta cómo están hechas las cajas donde se almacenan los tipos móviles. Allá, por ejemplo, se usa la caja californiana. Hicimos ejercicios de impresión en distintos tipos de papel para diferentes usos. La explicación fue muy rápida; por eso pidieron una experiencia previa en un taller de grabado”, explica Mariana Pacho.

“También nos enseñaron la producción de papeles. En La Ceiba, lo hacen a partir de distintas plantas, no sólo de algodón”, detalla. “Allí, venden un pliego completo en 40 pesos, mientras que, en Mérida, uno de baja calidad cuesta 50. Un mejor papel alcanza los 100 pesos. Otros tantos, los mejores, alcanzan 800 pesos por pliego. La Ceiba produce un papel de excelente calidad para grabado, hecho en México, pero nadie lo conoce. Los otros papeles no se producen aquí en el país”, señala.

Pacho realizó, entre varios materiales, un cartel con una frase del arquitecto Louis Sullivan: ‘La forma sigue a la función’. “Los tipos móviles para elaborarlo son muy grandes, que no necesitan una ‘rama’, como dicen, para componer las frases. La impresión se hizo a mano”.

A la artista le “encantaría” incorporar los tipos móviles al collage. “Estoy pensando cosas más allá de los tradicionales cortes de revista. Sería increíble incluir el transfer en los collages, porque de eso se tratan: unir muchas cosas de otras disciplinas, de otros universos, y hacerlos coincidir y convivir en un mismo espacio”, esclareció la artista.

Aquí, en Mérida, “es muy raro encontrar una máquina de tipos móviles”, reconoció. “Eso es lo que nos platicaban también en La Ceiba. Allí, todas las máquinas fueron rescatadas de la hojalatería. La gente encuentra esa máquina entre las cosas de su patio, y la tira”.

Pacho manda un mensaje: “lo que hace crecer a un artista es interactuar con otros artistas, compartir lo que haces con lo demás. Compartan, sin el falso temor a ser superados. No se queden encerrados en su burbuja”

Otras Noticias