Silencio en el Día de las Escritoras

El Día de las Escritoras surgió con el fin de reivindicar el papel de las creadoras, su obra y labor, la cual ha sido desplazada a lo largo de la historia.
martes, 20 de octubre de 2020 · 08:25

Surgió en 2016 como una iniciativa de la Biblioteca Nacional de España y poco a poco va ganando un lugar dentro de las múltiples conmemoraciones que se realizan alrededor del mundo. Ayer para sorpresa de algunos (y posible indiferencia de otros), fue el Día de las Escritoras, fecha en la que se reconoce la labor de las mujeres en el mundo de las letras.

Si bien es cierto que apenas han pasado cinco ediciones, resulta llamativo que a nivel local no se haya difundido o ideado actividad alguna para rendir homenaje a decenas de escritoras nacidas y radicadas en Yucatán.

Pero como en estos casos, la iniciativa individual abre el camino paras las futuras generaciones. Gracias a las redes sociales, en formato audiovisual pude apreciar el mensaje, que desde la fanpage de la Casa de la Historia de la Educación (El Mensajero Escolar), compartió su coordinadora general, la escritora y profesora Effy Luz Vázquez López a la comunidad femenina de las letras.

En un primer momento, resaltó el trabajo de cada una de las integrantes del gremio, resaltando los libros de sus queridas amigas, Beatriz Rodríguez Guillermo (QEPD) y de Melba Alfaro.

“La literatura yucateca en el aula”, es una antología que reúne obras de la maestra y de sus colegas (algunas fallecidas), la cual considera es “memoria histórica del Magisterio”.

El mensaje lo cierra refrendando la hermandad literaria. “Sabemos el gusto y placer de escribir, pero también el esfuerzo para editar un libro”.

Sobre el papel que le toca desarrollar a la sociedad para que se enarbole de forma correcta a la labor de las escritoras, conversé con la Coordinadora del Acervo Documental Histórico de la Educación en Yucatán, Martha V. Ruiz González.

“Creo que debería existir un apoyo constante y equitativo hacia las niñas y mujerhes que deseen expresarse a través de la palabra, en todas sus formas, no sólo la escrita. Las bibliotecas, centros culturales y espacios de aprendizaje deberían diseñar estrategias para brindar espacios seguros, incluyentes y con enfoque de género para desarrollar sus capacidades desde etapas formativas”.

Sobre la conmemoración como tal, la también investigadora y activista, mencionó que es necesario empezar a socializar más actividades, en torno a los libros, la lectura y la escritura. Así como tejer redes, crear espacios y mirar nuevas formas de consumir información.

Con respecto a la omisión de la fecha en el estado, asegura que es complejo dar un veredicto tajante; sin embargo, considera que uno de los factores es el escaso acercamiento generado con la diversidad de discursos existentes en la escena local. “Es decir más allá del canon”. Incluso, piensa que como mujeres siguen inmersas en la invisibilización porque al sistema le viene bien permanecer así, “aunque nosotras hagamos todo lo posible por cambiarlo”, finaliza.

El Día de las Escritoras surgió gracias la colaboración de la Biblioteca Nacional de España, la Asociación Clásicas y Modernas, a la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), con el fin de reivindicar el papel de las creadoras, su obra y labor, la cual ha sido desplazada a lo largo de la historia. Se celebra cada lunes más cercano a Santa Teresa de Jesús (15 de octubre).

Por Gibrán Román Canto