'Voz de Tierra' convierte en canciones testimonios de mujeres confinadas

Voz de Tierra es un proyecto que se conformó en 2019. “Kátsica y Gwen eran parte del comité organizador del primer Festival de Mujeres en la Música, el Fem Fest
sábado, 8 de mayo de 2021 · 13:12

La madera antigua de los instrumentos musicales habla en Recetarios Sonoros desde el confinamiento femenino, la propuesta de la colectiva creativa “Voz de Tierra” que convierte en cinco piezas musicales los testimonios de mujeres confinadas por la contingencia sanitaria en Baja California Sur.

A estrenarse hoy a las 20:00 horas a través de teatrolacapilla.com, con boletos disponibles desde los 100 pesos para otras tres funciones sabatinas, Nereyda Filidor, Gwendolyne Gudiño, Kátsica Mayoral, y Calafia Piña forman su elenco. Tres de ellas conversaron con POR ESTO!

Voz de Tierra es un proyecto que se conformó en 2019. “Kátsica y Gwen eran parte del comité organizador del primer Festival de Mujeres en la Música, el Fem Fest. La propuesta musical y las tesituras que maneja el proyecto viene de muchos ritmos afroantillanos, del Sur de América, del Son jarocho, de la raíz negra que tenemos. Mucho de esto está impregnado en estos Recetarios. Hay desde una cumbia hasta versada, pasando por distintas percusiones. El abordaje se da desde el respeto y entendiendo que la música es de todos, para todos y desde todos”, explica Calafia Piña.

Los otros ingredientes que conformaron las canciones del menú son testimonios de mujeres de La Paz, en Baja California Sur, sobre sus vivencias durante el confinamiento venido con la pandemia.

“Algo en lo que pude sentir y resonar en los testimonios que nos llegaron es que todas vivimos realidades diferentes, y aun así, podemos coincidir en sentires sobre esta pandemia y el confinamiento”, declara Gwendolyne, a quien Calafia sigue: “abrazamos todos estos testimonios y quisimos poner nuestros propios ingredientes, nuestros sentipensares con la idea de tener un vínculo con la cocina, y cómo desde ella, además de la música, podemos reencontrarnos con nuestras propias arqueologías, nuestras ancestralidades y ancestras. Es por eso que surge el asunto del recetario, de lo alimentario, pensando que podría convertirse en bálsamo para las mujeres que nos brindaron sus testimonios a través de unos sondeos que hicimos públicos”.

Kátsica, personalmente, sintió la musicalidad de las frases mismas para escribirlas en partituras. “Como íbamos a hacer canciones con los testimonios, elegí y tomé aquellas frases que ya tenían una poética y una musicalidad, incluso si fueron escritos de manera espontánea”.

Señalan que, para compartir la voz, hubiesen querido llegar a las comunidades indígenas, así como a las mujeres trans y a aquellas privadas de la libertad. En muchos casos, este contacto no fue posible debido a la naturaleza digital de la herramienta para recabar las palabras de las personas más alejadas.

“Todos estos ingredientes no se encuentran, sino que nos encuentran a nosotras, porque vienen adheridos a los testimonios que nos compartieron”, comenta Gwendolyne. “Seleccionarlos fue complejo, pues teníamos un material muy vasto. Decíamos ‘bueno, que estemos escogiendo algunos para que aparezcan en los Recetarios no quiere decir que lo demás será desechado’. Estamos guardando todo eso en conserva para poder usarlo posteriormente en otros hilados de esta propuesta. Lo que finalmente se eligió fue porque, en ese momento, tuvo resonancia en nosotras”.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

Kátsica suma a la conversación: “para las mujeres, el periodo de confinamiento se ha recargado un poco más, por ejemplo, para quienes somos madres. Tenemos la responsabilidad que, en teoría, debería ser compartida, pero recae más en la mamá: el cuidado de las hijas y los hijos. En temas más crudos, se ha señalado que repuntaron las cifras de violaciones y abuso por esta situación de encierro. Además, se suman las pérdidas de empleo. Todo eso hace que la realidad se torne más difícil para las mujeres”.

Entre los testimonios, que pueden leerse en Instagram (vozde_tierra) y Facebook (@vozdetierraa), hay “sentipensares” que fluyen entre el agradecimiento, la inquietud, el temor, la paz. Las canciones a presentarse hoy traslucen esa diversidad de experiencias. “Fue una fusión de distintos sabores, como al cocinar”, comenta Gwendolyne.

Otras Noticias