Invitan al taller 'Los otros clásicos latinoamericanos', una exploración más al boom

Las inscripciones cierran el 21 de marzo y dará inicio el viernes 26
miércoles, 17 de marzo de 2021 · 14:50

Jorge Luis Borges, Rosario Castellanos, Mario Vargas Llosa y más nombres que la industria editorial se han encargado de magnificar la literatura, dejando afuera a otros tantos como: Clarice Lispector, Ricardo Piglia, Rubem Fonseca, Roberto Arlt, entre muchos otros. El taller de lectura virtual Los otros clásicos latinoamericanos, impartido por Alexander Ganem y respaldado por la revista digital mexicana Teresa Magazine, explora las autorías más allá del llamado Boom, cuyas primicias “se rompen de una manera muy sana en una ecología de saberes literarios que van en todas las direcciones posibles, y que conectan claramente con una vieja idea, un tanto despreciada, que es la de la utopía”.

Ganem, licenciado en Estudios Latinoamericanos por la UNAM y especializado en Historia del Pensamiento Económico, continúa esta idea en entrevista con POR ESTO!: “Hay un elemento utopista en el discurso de los autores latinoamericanos que debe trabajarse, y que así lo haremos en el curso. Aquí estoy pensando en Hugo Zemelman, en la idea de conectar el idioma español con una propiedad lingüística muy especial, barroca, generosa en una inmensidad de registros, atravesada por la negación crítica y desesperada de una determinada realidad, como lo fueron las dictaduras. Al mismo tiempo, hay una especie de trágica aceptación del presente, aunque sin renunciar en momento alguno a la posibilidad de otra realidad”.

El repaso a la literatura de los otros clásicos latinoamericanos se vuelve “necesario en una época en que los fenómenos comunicativos están orientados por una suerte de economía enajenativa que tiende a elaborar sus registros desde una jerga tecnificada, cuantificando la realidad. Para escapar de esa jaula de falsos actos lingüísticos, que sólo redundan para la perpetración de un modelo de poder político y económico que sigue adelante, hay que recurrir a la elaboración literaria”, opina Ganem.

En todos los tiempos hay vicisitudes. Eso puede apreciarse con claridad: “Ahora, nosotros, que estamos en la misma contradicción de negar la realidad terrible y tender a una aceptación de que es lo que hay, sin llegar al cinismo, recurrimos a discursos como estos para seguir abrevando, por lo menos al nivel de la ficción, la posibilidad de un mundo otro, cosa que es vital si queremos preservar la capacidad real de diálogo”.

¿Cuál es el panorama de la literatura latinoamericana actual?

“Como editor de un medio digital independiente, como lo es Teresa Magazine, me parece que es un campo de exploración en el que hay un montón de gente buscando una voz propia, echando mano de cualquier cantidad de registros posibles. Buscan y experimentan en un nuevo diálogo más allá de cualquier cerrazón académica, aprovechando las plataformas digitales para construir una especie de tradición propia. Veo a gente muy ilusionada con el acto escriturario, abarcando cualquier cantidad de temas posibles, incluso recurriendo a otras tradiciones, como la literatura japonesa o las viejas técnicas de las vanguardias europeas, buscando una economía  propia, independiente de las editoriales establecidas”.

El tallerista reafirma: “No hay un campo unificado en la literatura latinoamericana. Después de la muerte de las grandes vacas sagradas de la literatura, lo que nos queda es la búsqueda, más allá de la canonización a la que recurren muchos académicos, muy funcional en términos de artículos para publicar, por ejemplo. En términos más vitales, tenemos un ecosistema literario que estaría definido por una diversidad de expresiones, de ejercicio no esencialista y no esencializable de lo que puede hacer la literatura latinoamericana”.

Las inscripciones cierran el 21 de marzo. Basta con mandar un correo a teresamagazinetalleres@gmail.com; por 200 pesos, los asistentes recibirán el material de lectura necesario para participar en seis sesiones, una cada tarde de viernes, a partir del 26 de marzo. Al concluir, se otorgará un diploma.

SY

Otras Noticias