Leyendas de la Hacienda embrujada de Cholul: la casona abandonada en Mérida

Los pobladores cercanos dicen que en el lugar se escuchan ruidos toda la noche y que grupos satánicos han realizado rituales de brujería ahí.
martes, 8 de septiembre de 2020 · 18:17

San Pedro Cholul es una hacienda ubicada en el municipio de Mérida en Yucatán, al oriente de la autopista que conduce a Motul; una casona que tuvo un papel importante entre el siglo XIX y XX, cuando las haciendas henequeneras le dieron auge al estado.

Actualmente el lugar está en ruinas, pero durante el tiempo de su esplendor contaba con la casa principal, una capilla, una chimenea y construcciones menores.

Sin embargo, poco queda de esa majestuosidad y hoy, son pocas las personas que se atreven a visitarla, ya que dicen, se convirtió en una casa embrujada.

Hay dos leyendas relacionadas con este sitio, la primera de ellas señala que el dueño del lugar de nombre Primitivo Casares, torturaba a sus trabajadores de forma déspota y cruel; incluso se rumora que no le gustaba pagar en mano, sino que se subía por un túnel a un castillo en lo alto de la casa, desde donde arrojaba billetes a fin de hacer menos a sus empleados.

Fue entonces que uno de ellos lo enfrentó y con un machete le cortó la garganta. Al darse cuenta que había muerto, él, junto con otros trabajadores, intentaron despojarlo de sus cosas y su ropa, sin saber que al quitársela se darían cuenta que tenía una cola como la del diablo, razón por la que salieron huyendo del lugar.

Hay otra historia que dice que dos trabajadores de la hacienda estaban por casarse, cuando un capataz de la casa violó a la joven novia, por lo que el prometido mató al agresor. No obstante, el remordimiento hizo que el novio acabara suicidándose.

Sin embargo, los padres del éste eran brujos y por el dolor, decidieron lanzar una maldición a la casa de Cholul, llevándola a su perdición.

A pesar de que ya pasaron muchos años de cualquiera de las dos historias, se dice que ninguno de los pobladores cercanos habla sobre la embrujo de la casona.

Asimismo, aseguran que al acercarse al sitio se pueden percibir malas vibras o una energía muy fuerte. Además, gente de los alrededores dice que en el lugar se escuchan ruidos toda la noche y que grupos satánicos han realizado rituales de brujería ahí, por lo que creen que la casa cuenta con una puerta al infierno.

Con información de medios.

sh