Fonatur anuncia cargamento de balasto para el Tren Maya

Se espera que el cargamento de balasto empiece a llegar al Puerto de Progreso en marzo
sábado, 27 de febrero de 2021 · 11:32

Se contempla que a partir de marzo empiece el arribo, a través del Puerto de Altura de Progreso, de los cargamentos de balasto provenientes de Veracruz; tipo de piedra que se colocará en las vías del Tren Maya. Con esto, también se empezaría a trabajar ya en la colocación de los nuevos rieles para este proyecto, expuso el director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

En días pasados sostuvo una reunión con el director de la Administración Portuaria Integral (API), Jorge Carlos Tobilla Rodríguez, con el objetivo de establecer la operatividad y logística de descarga de balasto que se usará en las rutas de las líneas férreas del Tren Maya en la región.

Jiménez Pons expuso al respecto que la carga estará arribando del puerto de Veracruz a Progreso, para distribuirse en las obras que se realizan en las zonas de Yucatán, Campeche y Quintana Roo.

Dijo que el balasto es la piedra que se coloca sobre la terracería, entre el riel y los durmientes. Detalló que se trata de un mineral que se emplea porque debe tener buena adherencia, pero con cierta flexibilidad y otras características para mantener siempre la horizontalidad del riel.

“Es una piedra que debe tener características muy particulares y se debe traer desde muy lejos, porque en esta zona sólo hay piedra caliza y la que se usa debe tener bordes muy vivos, que se mantengan por mucho tiempo”, expuso.

Dentro del material que llegaría a Progreso desde el Puerto de Veracruz, también se contempla algunos originarios de Puebla.

El titular de la Fonatur expuso que serán millones de metros cúbicos los que llegarán vía marítima a partir del mes de marzo y será el equivalente a la carga de unos 90 mil volquetes que se usarían en todo lo largo de la vía en esta región del país.

Explicó que en la construcción de las vías del tren primero se pone la base, después la sub-base, sub-rasante, rasante, sub-balasto con material local y, finalmente, el balasto que se coloca ya entre los durmientes y los rieles.

Jiménez Pons expuso que todo este movimiento dejará una derrama económica importante, pues recordó que, con el proyecto del Tren Maya llegarán más de 100 mil millones de pesos en inversión a la zona.

Por lo anterior, dijo que los amparos que se han promovido, los cuales, insistió son por cuestiones políticas, “están parando el desarrollo, cuando no son promovidos por gente de las comunidades”.