Tren Maya: Fonatur presenta modelos de casas para reubicar a ejidatarios de Candelaria

Según lo expuesto por las autoridades de Fonatur, las nuevas casas que serán entregadas a los reubicados por el Tren Maya tendrán un diseño bioclimático
domingo, 10 de octubre de 2021 · 08:31

El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) y el Consejo Nacional de Vivienda (Conavi) dieron a conocer que las casas contempladas dentro del proceso de relocalización tendrán un diseño bioclimático, que aprovecha los recursos naturales para mejorar las condiciones de habitabilidad.

Se destacó que el proyecto prioritario genera alianzas interinstitucionales y una estrategia para llevar certeza patrimonial y el acceso al derecho a una vivienda digna a estas familias.

Durante el evento realizado en el casino ejidal de Candelaria con familias beneficiadas con el proceso de reubicación, se informó que el proceso de liberación del derecho de vía para el Tren Maya puso en evidencia la carencia de vivienda adecuada, y la deuda histórica con decenas de familias en el Sureste de México.

En torno al avance del proceso de relocalización se supo que va de la mano de las personas, con un diálogo permanente. Se dijo que el propósito de estas acciones es brindar certeza jurídica y justicia socio-territorial para las personas beneficiarias, por lo que se cuenta con la presencia del personal de la dirección de Desarrollo Urbano de Fonatur Tren Maya, así como de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), para resolver dudas y comentarios.

Los arquitectos comunicaron que el diseño de la casa habitación fue realizado con los principios de la arquitectura bioclimática tradicional y el conocimiento científico y técnico de investigadores y profesionistas de las universidades de nuestro país. Por lo que se tomaron en cuenta las condiciones naturales como el viento, sol y la lluvia, ubicación geográfica y los materiales disponibles en el sitio.

Estos han sido incorporados a un sistema estructural modular que, junto con una cuidadosa elección y fabricación de materiales, garantizan aislamiento térmico, larga vida, seguridad y alta resistencia a la casa habitación. La vivienda proyectada reproduce y moderniza el diseño tradicional de la región, consistente en doble altura, cubiertas inclinadas, pórticos y aperturas en muros.

Este conjunto de elementos favorece la ventilación cruzada durante el día, permite la disipación del calor por convección, es decir, de manera natural. La cubierta inclinada responde a la necesidad de evacuar grandes cantidades de agua durante la temporada de lluvias, y disminuir el costo de mantenimiento.

De este modo, se aprovechan los recursos disponibles, se reducen los impactos ambientales por el bajo consumo energético al no requerir de sistemas artificiales de aire acondicionado, y se proporciona a los habitantes de la región los siete elementos de la vivienda adecuada de ONU Hábitat. Mismos que son seguridad de la tenencia, disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura, habitabilidad, asequibilidad, accesibilidad, ubicación y adecuación cultural. Al final, se destacó que el proyecto Tren Maya permite tratar los problemas sociales y comunitarios en relación a la falta de la vivienda que existe en la región. 

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

JG