COVID-19

COVID-19 y los tres temores de los mexicanos: temblores, erupciones y huracanes

En México, a la contingencia sanitaria por el COVID-19, se le deben sumar las contingencias por los fenómenos naturales que impactan diversos estados provocando grandes afectaciones.
lunes, 27 de julio de 2020 · 17:42

Esta mañana, Protección Civil nacional emitió alerta Amarilla Fase 2 por las exhalaciones que se registraron en el volcán Popocatépetl; pidió a la población a no acercarse a menos de 12 kilómetros del cráter ya que la emisión constante de gases y el desprendimiento de rocas suponen grandes riesgos para quien pretenda acercarse.

La emisión de la alerta Amarilla Fase 2 por la actividad del Popocatépetl abonó aún más al estado de incertidumbre en la población, pues a esta contingencia habrá que añadir las emergencias por el COVID-19, las afectaciones por el huracán Hanna en Nuevo León y Tamaulipas y los temblores y la caída de ceniza por la actividad volcánica.

Así, podríamos considerar que en la actualidad, junto a la pandemia de COVID-19, los mayores miedos que afectan a la población en México vienen de la mano de fenómenos naturales principalmente: erupciones, temblores y huracanes.

Activan alerta Amarilla Fase 2 por actividad del Popocatépetl

Desde los primeros minutos de este lunes 27 de julio, el Centro Nacional de Prevención de Desastres reportó intensa actividad volcánica en el Popocatépetl; debido a esto, Protección Civil nacional emitió la alerta Amarilla Fase 2; sin embargo, esto creo confusión en algunos usuarios de redes sociales que pensaron que el color era por el Semáforo de Riesgos por COVID-19 y no por la actividad del volcán.

Tras casi 12 horas de reportadas las explosiones, en las comunidades aledañas al Popocatépetl se ha registrado caída de ceniza por lo que autoridades emitieron recomendaciones como cubrirse boca y nariz y no barrerlas hacia las alcantarillas.

Temblores, el temor más grande

Si hay algo que pone en alerta máxima a las autoridades y a la población, sobre todo de los estados de la costa del Pacífico y lo estados del centro, son los temblores. México se ubica dentro de llamado Cinturón de Fuego, por lo que en el país se registra intensa actividad sísmica durante casi todo el año.

El último sismo de magnitud considerable fue el registrado el 23 de junio con epicentro en Crucecita, Oaxaca, y supuso un movimiento de 7.5 grados.

El movimiento provocó alarma en los estados del centro y por supuesto de la costa, siendo Oaxaca el estado más afectado por este y por los movimientos telúricos que se vienen registrando desde 2017.

En la capital del país, si bien este último sismo no generó pérdidas materiales y humanas, sí provocó un gran clima de incertidumbre como sucede siempre que se registra un sismo de gran intensidad, previo anuncio de la alerta sísmica.

El impacto de huracanes

Si bien la ubicación geográfica del país propicia abundancia de recursos naturales y de gran biodiversidad, casi todas las regiones son susceptibles al impacto de fenómenos meteorológicos como los huracanes.

De Baja California a Yucatán, en algún punto de la historia, han habido catástrofes naturales debido al impacto de huracanes o el mal clima; estos fenómenos también suponen un gran reto para las autoridades que brindan apoyo a la población ante severas inundaciones principalmente.

Ahora, son claras las afectaciones ocasionadas por el huracán Hanna que se degradó a tormenta tropical, pero dejó severas inundaciones en el norte del país; Hanna incluso derribó parte de la estructura del muro fronterizo que construye el gobierno de Donald Trump en Texas.

Erupciones, temblores, inundaciones y COVID-19

A la serie de penurias naturales y afectaciones climatológicas habrá que sumar la emergencia por la pandemia del nuevo coronavirus que ha golpeado a todos los países y amenaza con colapsar la economía mundial.

En México, el COVID-19 ha dejado hasta el momento 43 mil fallecimientos; y de acuerdo con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, la pandemia no está ni cerca de terminar.

En el mundo, el COVID-19 ha infectado a 16 millones de personas, y generado cerca de 650 mil muertes.

JH

Otras Noticias