Aeropuerto de Tulum en 'crisis' por protesta de transportistas; no quieren pagar mil pesos por viaje

Debido a la falta de un acuerdo, los transportistas turísticos han suspendido operaciones en el aeropuerto de Tulum
jueves, 8 de febrero de 2024 · 10:12

Debido a la falta de un acuerdo satisfactorio, los transportistas turísticos han decidido suspender sus operaciones en el Aeropuerto Internacional de Tulum. La razón principal es que la empresa militar a cargo de la administración de la terminal se niega a reducir la tarifa de 913 pesos que cobra por el servicio de recogida y entrega de pasajeros dentro de las instalaciones aeroportuarias.

Además, los recibos emitidos por el aeropuerto a los transportistas están etiquetados como servicio de estacionamiento, lo cual es engañoso, ya que la actividad por la que se les cobra casi mil pesos es el ascenso o descenso de pasajeros, es decir, transporte turístico.

Roberto Rubio, presidente de la Asociación Mexicana de Transportadoras Turísticas, indicó que incluso Remberto Estrada, propietario de autobuses Tena, ha decidido suspender las operaciones en Tulum debido a que la situación no le resulta conveniente. La semana pasada, Rubio lideró una protesta en la terminal aérea de Tulum, pero la postura de los directivos del aeropuerto ha permanecido inflexible.

Los transportistas también han expresado su descontento por la excesiva documentación requerida, que va desde una carta de antecedentes no penales hasta el acta constitutiva de las empresas transportistas que desean brindar servicios en la terminal aérea.

Según Rubio, la mayoría de los transportistas están optando por no operar en Tulum, ya que resulta económicamente inviable para ellos. La mayoría tiene su base en Cancún o Playa del Carmen, lo que implica un gasto considerable en combustible para atender un servicio hasta Tulum, además de los casi mil pesos que deben pagar a los militares por recoger pasajeros previamente contratados.

Los transportistas han negociado con el director del aeropuerto, Javier Diego Campillo, y la gerente administrativa y comercial, Aidé Mandujano Manzano, pero hasta el momento no han logrado un acuerdo satisfactorio. Se estima que al menos mil unidades de transporte turístico se han visto afectadas, y la propuesta de los transportistas es que se les permita operar con un cobro de 20 pesos por cada servicio de ascenso o descenso de pasajeros, previa firma de un convenio con la empresa operadora de la terminal aérea. En caso de no tener un convenio, se propone un cargo de 300 pesos.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

AT