Residentes de Isla Mujeres ven incosteable el pescado y marisco

Habitantes de Isla Mujeres enfrenta dificultades para acceder a productos del mar durante la próxima Cuaresma debido a su alto costo
domingo, 11 de febrero de 2024 · 10:12

La clase trabajadora del municipio no tendrá acceso a los productos del mar en la próxima Cuaresma, debido a su encarecimiento, y a pesar de vivir en una ínsula.

Aunado a esto, integrantes de las cinco cooperativas pesqueras reportaron no tener inventario para atender la alta demanda de escama durante este periodo, por lo que restaurantes y centros de consumo masivo de mariscos se abastecen con introductores de Yucatán.

Los precios por kilo de los pescados más comunes, como el chac-chí, superan los 120 pesos, lo que está fuera del presupuesto de una familia de seis miembros, como la de José Cahuich, quien gana poco más de 4 mil pesos a la quincena, lo que es insuficiente para mantener su hogar.

El jefe de familia manifestó que su esposa prefiere comprar carne de pollo y cerdo una o dos veces por semana, para que le rinda el presupuesto. Desde hace meses, el pescado se quedó fuera del menú, sólo cuando llegan a tener ingresos extras, se da el lujo de comprar un kilogramo.

“Todo está caro el día de hoy. No alcanza el dinero para alimentos de lujo, como el pescado. Se acabó el tiempo cuando comprábamos el kilo a 50 pesos”, recordó.

Dijo que sus cuatro hijos aún estudian en el nivel básico, lo que le genera mucho gasto por alimentación, ropa y calzado. Por ello, agradeció el control de precios de productos básicos y el costo relativamente barato de las frutas y verduras, por lo que cree sustituir el valor nutricional del pescado.

Sin embargo, los especialistas ponderan el valor nutricional del pescado, que aporta entre el 18 y 20 por ciento de proteínas de alto valor biológico; es buena fuente de vitaminas del grupo B, especialmente B1 y B2. El de tipo azul aporta, además, vitaminas liposolubles A y D.

Asimismo, tiene bajo aporte de ácidos grasos saturados y omega 6, y alto aporte de ácidos grasos insaturados (omega 3 y oleico), que contribuyen al funcionamiento del corazón y a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo.

Son ricos en yodo, fósforo, potasio, magnesio y calcio (sólo si se consume con espinas); Contienen escaso tejido conjuntivo, lo que le confiere mayor digestibilidad; Su contenido en grasa es muy variable, entre un 1 y 13%.

Bajo consumo

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México se consume una cantidad mínima de Omega 3, por lo que se recomienda a las mujeres embarazadas que lo incluyan en su dieta durante la gestación y la crianza de los hijos, para mejorar la calidad de la leche materna, así como el consumo directo del niño durante los primeros tres años de vida y de la población en general, pues afirma que la ingesta de estos ácidos grasos se reflejará en una buena salud, con bajo riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir estos alimentos al menos de dos a tres veces por semana, a lo largo de todo el año.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

HS