Violencia en Quintana Roo aumentó 400% en el sexenio de Carlos Joaquín González

Carlos Joaquín González terminó su mandato como Gobernador de Quintana Roo el pasado 25 de septiembre, pero heredó cifras altas de violencia en la geografía estatal
lunes, 26 de septiembre de 2022 · 11:24

En 2016, cuando Carlos Manuel Joaquín González tomo posesión como Gobernador de Quintana Roo, la incidencia delictiva en el Estado contabilizó un total de 18 mil 958 delitos; sin embargo, durante el último sexenio, el índice delictivo ascendió a 35 mil 653 crímenes anuales en promedio en la Entidad, así lo dejan ver datos oficiales reportados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Asimismo, los años con mayor incidencia delictiva fueron 2019 y 2021, con 45 mil 896 y 47 mil 753 delitos en total, respectivamente, cifras que se duplicaron respecto al 2016, cuando el Gobernador priísta, Roberto Borge Angulo, concluyó su mandato.

Además, sólo en el 2020, se percibió una disminución en el reporte de Seguridad Pública, al contabilizar 40 mil 751 incidentes. Recordemos que en ese año comenzó la pandemia por COVID-19, lo que podría explicar la baja tendencia en algunos delitos.

Al revisar los datos por categoría de delitos, se aprecia que los homicidios tuvieron un aumento significativo. Cuando comenzó la gestión de Carlos Joaquín se tenían registrados 278 asesinatos, pero en 2021 alcanzaron mil 494, casi los mil 500 crímenes reportados en 2019, el año con la cifra más alta del sexenio del político abanderado por la coalición del PAN y el PRD; en promedio, ocurrieron mil 12 homicidios anuales durante la última administración.

De la misma manera, hubo un incremento significativo en los feminicidios, en total se reportaron 76 asesinatos contra mujeres en Quintana Roo, presuntamente basadas en cuestiones de género, ninguno ocurrió en 2016, de manera que así se distribuyeren en el periodo que gobernó Carlos Joaquín: 4 feminicidios en 2017; 8 en 2018; 16 en 2019; 15 en 2020; 25 en 2021 y 8 en 2022 (hasta julio).

En el caso de las lesiones dolosas, la cifra fue en ascenso desde 2016 a 2018, y desde entonces se mantuvo por arriba del promedio anual de 2 mil 190; los años con más denuncias por lesiones dolosas fueron 2019 y 2021, con 2 mil 672 y 2 mil 633 incidentes, respectivamente.

También, los delitos contra la libertad personal, como el secuestro y el tráfico de menores, entre otros tuvieron un incremento significativo en el último sexenio. En 2016 se registraron 171 delitos de ese tipo; en 2017 la cifra ascendió a 424 y mantuvo esa tendencia hasta 2019, cuando registró 706 crímenes contra la libertad personal, luego descendió y 2021 volvió a repuntar con 968 actos. En promedio ocurrieron 574 delitos contra la libertad durante el sexenio de Carlos Joaquín.

En el último periodo, la corrupción de menores también ganó terreno. Si bien, de 2016 a 2018 hubo una tendencia a la baja, con menos de 43 delitos al año, en 2019 comenzaron a incrementar los casos de manera constante, al alcanzar hasta 132 delitos en 2021; en promedio, se estiman 63 delitos por corrupción de menores en el último sexenio.

En tanto, los crímenes contra la libertad y seguridad sexual, incluidos los abusos, acosos, hostigamientos sexuales, violaciones e incestos, entre otros, también vieron un incremento importante; el sexenio anterior arrancó con 675 y se mantuvo constante hasta 2019, año en que repuntó a mil 472 delitos sexuales y luego volvió a incrementar en 2021 con 2 mil 553 incidentes. En promedio, hubo mil 284 delitos sexuales al año en Quintana Roo.

Por otro lado, los delitos contra el patrimonio, tales como los asaltos, robos a vivienda y vehículos, se duplicaron durante la última Administración Estatal, al pasar de 11 mil 315 (en 2016), a un promedio anual de los 20 mil 446 incidentes. El año con más robos denunciados fue 2019, con 27 mil 177 de estos crímenes.

Aunque los robos a casa habitación descendieron en Quintana Roo, al pasar de 2 mil 104 a mil 456, los robos de vehículos incrementaron, al pasar de 932 a 2 mil 635; en promedio, cada año del último sexenio hubo 2 mil 368 asaltos a casa habitación y 2 mil 270 robos de vehículos.

En el mismo tenor, se triplicaron los asaltos en la vía pública; en 2016 se contabilizaron 594 incidentes, pero en 2021 alcanzaron mil 709; en promedio, en Quintana Roo hubo mil 228 asaltos cada año.

Los robos a negocios también tuvieron mayor incidencia en la última administración, de acuerdo con los datos oficiales, en 2016 la cifra llegaba a mi 396, en 2019 llegaron a su punto más alto, con 6 mil 788; en promedio, se estima que en los últimos seis años ocurrieron 3 mil 600 delitos de este tipo de manera anual.

Vale poner en contexto qué, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2022, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en promedio, el 78.3 por ciento de las y los quintanarroenses consideran que vivir en la Entidad es inseguro a consecuencia de la delincuencia.

Además, el 32.2 por ciento de los habitantes de Quintana Roo, dijo que se sintió “segura” al caminar por la noche en los alrededores de su vivienda, es decir, sólo 3 de cada 7 personas.

También se estimaron 23 mil 49 víctimas por cada 100 mil habitantes en 2021 en la Entidad, una disminución de 5.9 por ciento respecto al año anterior, cuando se calcularon 24 mil 485 personas afectadas por delitos. Al analizar los datos por ciudad, Cancún alcanzó una tasa de 26.5 víctimas, por cada 100 mil habitantes.

El reto para la Gobernadora Mara Lezama, será implementar una estrategia de seguridad que permita a la ciudadanía sentirse segura, frente a la creciente ola de delitos que no ha descendido, incluso en tiempos como la emergencia sanitaria.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

CG