Niños alcohólicos, una realidad en Quintana Roo que empezó como curiosidad y terminó en adicción

Lo que empezó como una curiosidad se convirtió en una adicción para algunos niños de Quintana Roo, quienes tienen que acudir a grupos o nexos para ser atendidos
viernes, 23 de septiembre de 2022 · 09:17

Preocupante situación se da en Quintana Roo, donde los menores de edad se meten al alcoholismo desde temprana edad, así lo dio a conocer la Central de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos (AA) en el Sur del Estado, que señala que en los últimos años la edad de las personas que se embarcan en el alcoholismo disminuye hasta llegar a registrar casos de menores de 10 años que están inmersos en esta problemática.

Y es que de acuerdo con representante del Central de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos (AA) en el Sur del Estado, indico que el Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic), es el que dio a conocer este rango de edades, donde también los niños se ven atraídos por el alcohol, incluso se puede ver a jóvenes que desde que salen de la primaria y empiezan la secundaria, gustan de ingerir bebidas embriagantes.

“Nosotros tenemos la información de los miembros, la cantidad de personas que llega aumenta, hace 10 años arribaban hasta 10 personas, pero actualmente se presentan 20 o 30, y entre ellos también hay menores”.

En la capital del Estado, los Alcohólicos Anónimos trabajan con 25 grupos integrados por 734 personas, cuyas edades, varían de entre los 18 y 40 años, aunque se ha dado casos de menores, quienes consumen bebidas alcohólicas desde los 10, 11 y 12 años, si bien no es por gusto, lo hacen por curiosidad y en ocasiones se vuelve una adicción.

El entrevistado comentó que hay muchos factores que pueden ser detonantes para que una persona se vuelva alcohólica, desde problemas familiares, problemas laborales, publicidad, facilidad para conseguir alcohol entre otras.

“Los factores que influyen al aumento en el alcoholismo son muchos porque las personas creen que esto les da alegría y felicidad, y el problema más profundo es el tema familiar, la facilidad para conseguir el alcohol, la publicidad, la descomposición social, la desatención a los hijos, el ejemplo en casa, la influencia de los amigos, la costumbre y tradiciones e incluso el turismo”

Indicó que no se tiene un padrón como tal del número de personas que consumen alcohol en la entidad, aunque reveló que si se ha visto un incremento de mujeres cayendo en esta problemática y tan solo en los grupos de autoayuda que hay en la zona sur del estado, al menos 12 porciento de este corresponde a mujeres las cuales en años anteriores eran muy pocas al grado de ser casi imperceptible la cifra.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

JG