Activistas piden a inmobiliarias respetar cenotes en Playa del Carmen

El titular de la asociación civil 'Centinelas del Agua' indicó que es importante que en los Programas de Desarrollo Urbano se tome en cuenta a los cenotes por su función de captar agua de lluvia
martes, 15 de junio de 2021 · 09:29

Cenotes y cavernas absorben hasta 30 por ciento de las precipitaciones pluviales de la región; por este motivo, los nuevos desarrollos deben de respetar los espacios verdes y los ojos de agua para que continúen cumpliendo su función, informó Alejandro López Tamayo, titular de “Centinelas del Agua A.C.”.

El entrevistado señaló que, por lo contrario, el encarpetamiento de las vialidades funciona como un impermeable, evitando que el agua sea absorbida e inundando los espacios públicos.

“Por ello es importante que en los Programas de Desarrollo Urbano (PDU) se coloquen los criterios ecológicos, con una mayor cantidad de áreas verdes para permitir la infiltración”, dijo.

“Mientras más espacios urbanos tengamos habrá más corredores hidrobiológicos y esto ayudará a que exista una mejor recarga del acuífero”, añadió.

López Tamayo mencionó que ha notado que en algunos fraccionamientos colocan una especie de bolsa debajo de los jardines, esto evita la permeabilidad del suelo.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información.

El activista expuso que en el Estado de Quintana Roo, 55 por ciento de la extracción de agua se destina para brindar servicio al turismo, de 22 a 23 por ciento, para el sector público urbano y 20 por ciento va para la zona agrícola.

Tras lo anterior, el presidente de 'Centinelas del Agua' dijo que, en caso que no exista un buen balance hídrico, en algunos años podría ocurrir un estrés del uso de ésta en la región, de ahí la importancia de llevar un buen dictamen de concesiones y un positivo análisis de las zonas de recarga del acuífero.

“Aunque veamos que llueve mucho esta agua no es absorbida en su totalidad por la tierra, porque se queda retenida y llega a evaporarse; otra queda en los árboles y las raíces y en algunas áreas en donde hay zonas de absorción, por la falta de filtros toda el agua que se va a las coladeras, también termina llevándose hasta los químicos y todas las grasas”, mencionó.

López Tamayo señaló que promoverán en los negocios y comercios los sistemas de captación del agua de lluvia, para aprovechar que Quintana Roo registra un promedio de precipitaciones pluviales de mil 300 metros al año.

CG