Cofepris cancela cuatro fiestas clandestinas durante Semana Santa en Tulum

A pesar de estar bajo la caza de la dependencia, las fiestas clandestinas se siguen realizando de manera oculta en la selva de Tulum
miércoles, 7 de abril de 2021 · 12:01

Entre jueves y domingo de Semana Santa, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) suspendió 40 establecimientos que incumplieron con los protocolos sanitarios para evitar el contagio del COVID-19, entre ellas cuatro fiestas clandestinas en Tulum con un aforo de 300 a 700 personas.

Así lo dio a conocer Miguel Alejandro Pino Murillo, director de Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Quintana Roo, quien lamentó que el problema de las fiestas clandestinas continúa en el estado, principalmente en Tulum y Playa del Carmen.

En entrevista con Por Esto! de Quintana Roo, Pino Murillo afirmó que en los días mayores de Semana Santa se registraron 480 verificaciones en el Estado, principalmente en hoteles y restaurantes, siendo los municipios de Benito Juárez, Solidaridad y Tulum los que mayor número de suspensiones registraron.

“De jueves a domingo tuvimos 39 establecimientos suspendidos por incumplimiento en las medidas de los protocolos sanitarios (...) la gran mayoría fue por el incumplimiento de aforo”, afirmó.

Explicó que los empresarios tienen 72 horas para subsanar las irregularidades y una vez que paguen la multa y hagan la corrección de todas las medidas de incumplimiento, se les permite la apertura nuevamente del negocio.

En el caso de los restaurantes y hoteles, la gran mayoría -dijo- es por encontrarse al 100 por ciento de su capacidad, “no respetar el tema de la Sana Distancia y aforo; en algunos casos por no realizar la desinfección exhaustiva de sus establecimientos”.

Puntualizó que en hoteles menores a 50 habitaciones se encontraban al 100 por ciento, además que documentaron que algunas habitaciones sobrepasaban la capacidad de personas, ya que encontraron hasta seis personas en un cuarto con dos camas.

En este caso, mencionó que además de la suspensión se impondrán multas que van de 200 a dos mil Unidades de Medida y Actualización (UMA), es decir, sanciones de 16 mil a 160 mil pesos.

Persisten las fiestas

Destacó que hubo la suspensión de tres eventos masivos, que por la pandemia se encuentran suspendidos.

Puntualizó que dos de las fiestas clandestinas fueron suspendidas en Tulum, una en el poblado de Uh-May y otra en medio de la selva; la tercera se realizó en la zona de playas de la cabecera municipal de Solidaridad y una cuarta en Cozumel, las cuales tenían un aforo mínimo de 300 y máximo de 700 asistentes.

Pino Murillo destacó que continúa el monitoreo en redes sociales, a pesar que los anfitriones de las fiestas clandestinas restringen a los asistentes a la toma de videos o fotografías durante su estancia en las “selva party” para evitar que las suban a redes sociales y en consecuencia sean detectados y acudan a realizar la suspensión de la convivencia.

Para ingresar a estas fiestas se paga entre mil y cinco mil dólares, donde los asistentes, en su mayoría visitantes extranjeros, acuden bajo un estricto sigilo y privacidad.

“Gran parte de la detección se ha realizado por redes sociales y a la denuncia de los ciudadanos, el lunes en Cozumel tuvimos una suspensión por una denuncia que presentaron a las seis de la tarde por un evento masivo con más de 700 personas”.

Pino Murillo recomendó a los visitantes no asistir a este tipo de eventos, ya que representan un muy alto riesgo de contagio, ya que no se llevan a cabo las medidas y protocolos sanitarios.

Explicó que el periodo vacacional de Semana Santa aún no concluye, por lo que en el transcurso de estos días continuarán realizando las verificaciones en los sitios de alta concurrencia, principalmente en las zonas turísticas como hoteles, restaurantes y balnearios.

“Pedimos a la sociedad en general a hacer conciencia, nos encontramos en pandemia y no hay que relajar las medidas y exhortarnos al sector empresarial que cumplan con los protocolos sanitarios, ya que la intención no es afectar su economía, pero si cuidar la salud de población y evitar un retroceso en la semaforización del Estado”.

De acuerdo con el semáforo epidemiológico del gobierno del Estado, se mantiene en color amarillo, de riesgo medio al contagio del COVID-19, donde el municipio de Tulum tuvo un incremento del 200 por ciento en los nuevos casos; Bacalar creció un 50% en contagios, en Solidaridad aumentó en un 40%, Benito Juárez e Isla Mujeres se incrementó un 29%; en tanto que Puerto Morelos y Lázaro Cárdenas en un 14%.

CG