Policía de Cancún reporta armas de fuego extraviadas

Son alrededor de diez piezas, entre largas y cortas que están registradas como extraviadas. Sólo un elemento ha sido detenido en posesión de una de éstas y enfrenta cargos ante la justicia
domingo, 7 de febrero de 2021 · 08:11

Aproximadamente diez armas de fuego, entre largas y cortas se encuentran desaparecidas en la licencia colectiva de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal y  solo un elemento de la policía municipal que fue detenido en posesión de una de estas armas enfrenta cargos ante la justicia.

Rubén Oyarvide Pedrero, Secretario de la Policía Municipal y Tránsito reconoció que es un número exagerado de armas las que se encuentran desaparecidas, por lo que buscara que los castigos sean más severos para los elementos que pierdan su arma.

El mando policíaco explicó que a diferencia de los militares que van a prisión cuando extravían su arma, las otras autoridades preventivas y a cargo de la impartición de justicia, sólo reciben una multa y el pago del armamento extraviado, pero no enfrentan acciones penales.

Dijo que durante su gestión de tan sólo dos meses al frente de la corporación, logró recuperar un arma el pasado 23 de enero, cuando los agentes municipales atendieron el reporte de una persona del sexo masculino que portaba un arma de fuego.

En el sitio los agentes policíacos encontraron a un hombre que se identificó como Juan Carlos “N”, elemento activo del Sector 2 del turno A, a quien le fue encontrada en el interior de su vehículo particular una pistola Glock, calibre 9 milímetros, reportada como robada a la corporación por otro elemento policíaco.

Aseveró que por el extravío de todas las armas existe la denuncia correspondiente y hasta el momento no tiene conocimiento que alguna halla si utilizada en una balacera o ejecución, sin embargo, esto está a cargo de las autoridades ministeriales que investigarán al respecto.

Fuentes al interior de la corporación, mencionaron que mientras se encontraba Eduardo Santa María Chávez, algunos policías tenían el privilegio de llevarse su arma de cargo a sus domicilios, sin pasar alguna revisión por el armero en turno.

Principalmente estos elementos eran quienes luego de realizar su trabajo se iban de fiesta y en completo estado de ebriedad perdían sus armas de fuego y fue precisamente durante ese lapso del 2019 al 2020 que se perdió la mayor cantidad de pistolas y fusiles de asalto.

MA