Zona norte de Quintana Roo, carece de unidades para terapia intensiva

De acuerdo con la Secretaría de Salud estatal, el total de camas hospitalarias que tienen Solidaridad, Cozumel y Cancún es de 459.
sábado, 23 de enero de 2021 · 10:21

Los municipios de Solidaridad y Cozumel de la zona norte de Quintana Roo no tienen camas de terapia intensiva, mientras que el Hospital General Jesús Kumate Rodríguez de Cancún tiene 22, de las cuales nueve están ocupadas. El total de camas hospitalarias que tienen estas tres demarcaciones es de 459 y asignadas sólo para en la atención de pacientes con COVID-19 son 148, de acuerdo con la Secretaría de Salud estatal.

El Hospital General de Playa del Carmen tiene una infraestructura hospitalaria de 173 camas, de las cuales 24 son exclusivas para pacientes COVID-19 y 22 tienen ventilador. En el caso de Cozumel, apenas cuenta con 21 camas, 14 son para la atención de pacientes afectados por el SARS-CoV-2 y sólo ocho cuentan con ventilador, ninguno de estos hospitales tiene camas de terapia intensiva

En el Hospital General de Cancún habilitaron la nave encapsulada hospitalaria número 1, luego de que con anterioridad se había tomado la decisión de que sería retirada y sólo se dejarían las carpas 2 y 3. Sin embargo, ante el aumento de la ocupación hospitalaria, ésta se encuentra en un proceso de mantenimiento mayor, a nivel estructural y equipamiento para poder seguir operando y dando servicio a los pacientes que lo requieran. Desde ayer, dicha carpa ya cuenta con el techo, ya que desde el paso de los huracanes Delta y Zeta, esa parte de la estructura fue dañada. Tiene capacidad para atender a 50 personas.

El nosocomio actualmente ocupa la carpa hospitalaria número 2, la que se encuentra conectada a las instalaciones, donde se está atendiendo a 60 pacientes con otros padecimientos con la finalidad de mantenerlos en una zona libre del virus SARS-CoV-2. Esta carpa tiene una capacidad de 90 camas.

El Hospital General de Cancún cuenta con 265 camas, de las cuales 110 están asignadas para la atención de COVID-19, 22 en terapia intensiva y 68 con ventilador, además cuenta con mil 600 trabajadores de la salud, de los cuales 900 están en primera línea atendiendo a pacientes con coronavirus. De ellos, 200 fueron son contratados por el Instituto de la Salud para el Bienestar (Insabi), de acuerdo con la dirección general.

En cuanto a insumos, aún cuentan con el abastecimiento suficiente, ya que se encuentran 50% abajo de lo que hospital registró en el pico más alto de la pandemia, además han recibido donaciones de material sanitario de diversas instituciones y fundaciones.

MA