Saboteo mediático de Ricardo Medina Farfán contra INSABI

jueves, 23 de enero de 2020 · 03:31
En contraste con la adecuada administración que ofrece el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) en los centros médicos donde sí está operando, instituciones como el Hospital General “Doctora María del Socorro Quiroga Aguilar” yacen en el abandono. En una visita cotidiana al nosocomio de la Isla, las carencias se notan a simple vista, principalmente la falta de médicos y atención digna para los ciudadanos que menos tienen. Los que llegan en busca de atención médica necesitan la credencial para votar y una copia de la CURP como requisitos oficiales; sin embargo, al cuestionar si “una persona no tenía dinero para sacar una copia de la CURP”, la trabajadora de Urgencias aseguró que solo con la identificación de elector, es suficiente para recibir el beneficio del INSABI. Por desgracia, no todos los beneficios están disponibles, porque el INSABI no ha tomado el control total del Sector Salud en Campeche -saqueado durante el Gobierno de “Alito”-, hasta la firma de un convenio por parte del Gobierno del Estado. Por lo que, quienes se sienten enfermos o llegan “muriéndose” deben esperar su turno para ser atendidos, un turno que por lo regular está a 30 o 40 turnos después de los que llegaron antes y llevan horas o a veces, hasta días esperando. La cantidad de médicos que atienden en el área de Consulta Externa, aunque es suficiente, no ha cumplido su labor de garantizar que sus pacientes sigan los procedimientos al pie de la letra, esto principalmente con las mujeres embarazadas, acorde con relatos recabados del Patronato del Hospital. El aire acondicionado también es un lujo que en el Hospital General solo los directivos gozan, esto no es nuevo, siempre los que más ganan y menos hacen, reciben lo mejor en la Secretaría de Salud. Ayer, ante la visita del representante de este medio de comunicación, de pronto, inesperadamente, la atención empezó a agilizarse en el “Quiroga Aguilar”. Contra el progreso La descalificación y el odio a la 4T fueron lanzados por Ricardo Medina Farfán, que parasita como presidente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), gracias a la imposición de su líder Alejandro Moreno Cárdenas. Lo anterior lo dejó muy claro en sus recientes declaraciones. Medina Farfán y Alejandro Cabrera Rodríguez, ex secretario de Salud, fueron los corresponsables, junto con el corrupto ex Gobernador Moreno Cárdenas, de uno de los saqueos más brutales a las finanzas de Campeche. Emulando a su jefe y haciendo uso de investidura priísta, Medina Farfán, con una actitud fanfarrona, lanzó una amenaza al titular del Ejecutivo Estatal, Carlos Miguel Aysa González, para obligarlo a rechazar la entrada del INSABI al Estado de Campeche. (Texto y fotos: Redacción / POR ESTO!)