¡Tragedia! Hombre mata a machetazos a su papá en Motul

Con un machetazo en la cabeza, el hombre mató a su papá luego de estar reunidos ingiriendo bebidas alcohólicas en Motul
lunes, 17 de julio de 2023 · 08:23

La tarde de ayer se registró una tragedia en la comisaría motuleña de Kiní, donde un joven atacó con un machete a su padre, quien falleció a consecuencia de las heridas que le ocasionó en varias partes del cuerpo.

El hecho se suscitó en la calle 24-Ddiagonal entre 33 y 35, en la entrada principal a la comunidad y a unos metros del campo de béisbol Hidalgo Jiménez.

Según datos obtenidos, el sitio donde ocurrió el ataque se le conoce como el lugar de reunión de el escuadrón de la muerte, porque constantemente se reúne un grupo personas a ingerir bebidas embriagantes, entre ellos padre e hijo.

Se supo que Ricardo D.R., de 70 años de edad, y conocido como Diablo Montoya o Rivas, estaba en el mencionado lugar, cuando su hijo, conocido con el sobrenombre Chocano, lo agredió con un machete; el ahora occiso recibió cortadas en en el brazo , la espalda y cabeza, que al final, parece que fue el que le arrebató la vida y su cuerpo quedó tendido en medio de un charco de sangre en el piso murió casi al instante.

El adulto mayor murió bajo la sombra de un árbol. El presunto homicida arrojó el arma en un monte cerca del campo de béisbol.

Tras la agresión, el individuo arrojó el arma ensangrentada en el campo deportivo. Algunos vecinos que escucharon los gritos y vieron correr al joven, al parecer, drogado y alcoholizado, comentaron que los amenazó de que si decían algo les pasaría algo similar. Sin embargo, se hizo el reporte a las autoridades, a través de los números de emergencia. Acudieron agentes policiacos y técnicos en urgencias médicas; sin embargo, el hombre había perdido la vida.

También se dijo que luego del crimen Chocano caminó unos cinco kilómetros de Kiní a Motul, donde acudió a la agencia 24 de la Fiscalía General del Estado para entregarse.

Se supo que Chocano llegó de Sinaloa hace año y medio, donde estuvo recluido en el penal durante 25 años por asesinato; hace meses también salió del Cereso de Mérida, donde compurgó una pena por comportamiento violento y consumo de drogas.

El ahora occiso llegó hace 10 años de Tijuana a la población de Kiní; sus familiares lo rescataron y estuvo varios años sin ingerir alcohol, pero recayó.

Elementos de la Policía Estatal de Investigación (PEI) municipal cerraron la calle principal de la comisaría para las diligencias necesarias para que personal del Servicio Médico Forense levantara el cuerpo para trasladarlo a lamorgue y practicarle la autopsia de rigor.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información 

LV