Dos accidentes en el mismo punto de la carretera Mérida-Progreso dejan 4 lesionados

Un primer accidente se dio en la carretera, donde oficiales de la SSP llegaron para acordonar el sitio; los mismos fueron embestidos por otro auto
miércoles, 30 de marzo de 2022 · 23:13

Una serie de infortunios se tuvieron a lo largo de la noche de este miércoles, dejando como saldo a un abuelito y tres policías que resultaron arrollados en la carretera Mérida-Progreso, específicamente entre el puente de Flamboyanes y el ejido de Paraíso.

El primer impacto se tuvo a las ocho de la noche, cuando un poblador del fraccionamiento Flamboyanes no pudo llegar hasta la parte de en medio del tramo federal, siendo golpeado por un “auto fantasma”, causándole múltiples lesiones en la cabeza y el torso pues según algunos campesinos del rumbo, el hombre desafortunado avanzó hasta diez metros del carril donde no pudo cruzar.

El operativo corrió a cargo de la SSP estatal junto con la policía municipal, aparcando dos unidades y colocando los respectivos conos de alerta para los demás vehículos particulares, camiones tipo tráiler y unidades de transporte público que continuaban circulando en dirección norte a sur.

A la brevedad también acudió una ambulancia para el respectivo traslado del sexagenario que hasta terminó sin parte de sus prendas al azotar su cuerpo contra el pavimento un par de ocasiones. Se averiguó que este terminó siendo trasladado a un hospital de la capital yucateca en estado crítico.

A pesar de las señales descritas, para mala suerte de los agentes de la policía que aún se encontraban resguardando el área para tomar pistas y elaborar el parte respectivo, un joven de 25 años a bordo de un auto Nissan tipo “Sentra” con placas de circulación ZCC-393-D, no pudo frenar a tiempo y golpeó a la unidad SSP 6383 y repercutiendo el choque en tres de los elementos a bordo, causando que retornaran las ambulancias al mismo lugar.

Pocos minutos bastaron para que nuevamente el área se encontrara aglomerada de camionetas policiacas para atender a los tres oficiales, mismos que aseguraban sentir dolencia en el cuerpo y necesitar atención médica ante posibles lesiones.

En cuanto a las carrocerías, el carro “Sentra” terminó con el frente destrozado, mientras que la patrulla SSP 6383 acabó con un costado irreconocible, pues el automóvil se deduce que viajaba a más de 100 km/h. Parte de las acciones que se implementaron fue una formación tipo retén a fin de que otra desgracia no vuelva a ocasionarse.

Resignado, el joven terminó por aceptar culpa y fue conducido a bordo de una patrulla para los fines correspondiente, haciéndose acreedor a respectiva multa ante al agravio que originó. 

El operativo se mantuvo hasta altas horas de la noche dentro del sitio, donde los cuatro hombres terminaron hospitalizados tras sus respectivos impactos a causa de un par de automóviles. 

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

MG