Entregan los cuerpos de los padres de dos niños tras mortal accidente en la carretera Mérida-Cancún

Los menores continúan bajo vigilancia médica, donde uno de ellos ya ha reaccionado, mientras que la más pequeña continúa en terapia intensiva
miércoles, 5 de octubre de 2022 · 09:19

Luego de los trámites para recuperar los cuerpos de los esposos Nicolás y Lizeth, el primero de origen francés, y la segunda de Monterrey, Nuevo León, ayer los padres de ambos acudieron al Servicio Médico Forense (Semefo) para reclamar los cadáveres y efectuar los respectivos sepelios.

La pareja falleció en un accidente automovilístico en el kilómetro 111 de la carretera federal el sábado pasado y sus dos hijos, quienes viajaban en el asiento trasero, resultaron gravemente lesionados y fue necesario trasladarlos en helicóptero al Hospital General Agustín O’Horán.

El lunes se supo que Leo, de nueve años de edad, había reaccionado, pero su hermanita, Victoria, de siete años, continuaba intubada. Sin embargo, ayer, tras tres días de permanecer en terapia intensiva, sus familiares, entre ellas sus tías, decidieron que fuera trasladada a la clínica El Faro, donde está en cuidados intensivos, en tanto que Leo ya tiene mayor recuperación.

Se pudo averiguar que la pareja, ambos de 40 años de edad, radicaba en el fraccionamiento Las Américas y el pasado fin de semana, junto con sus hijos Leo y Victoria, se dirigían a Cancún, Quintana Roo. Sin embargo, cerca del municipio de Pisté sufrieron un accidente, donde fallecieron los esposos y los niños quedaron gravemente heridos.

Los cuatro tripulantes quedaron atrapados dentro del vehículo, elementos de bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se encargaron de rescatar a los pequeños y para eso emplearon las pinzas metálicas especiales, conocidas como quijadas de la vida.

Vecinos del fraccionamiento Las Américas mencionaron que Nicolás González, quien era el que conducía el vehículo y padre de los menores, era originario de Argentina y su familia, al parecer, vivía en Francia. Junto con su esposa Lizeth González, nacida en Monterrey, tenían un negocio de comida.

Luego de que se conoció el fallecimiento de la pareja algunas personas, quienes se dijeron sus vecinas, empezaron a pedir apoyo económico para ayudar con los gastos médicos a los familiares de Victoria y Leo, a pesar de que estos no la solicitaron directamente.

Después de que se viralizó el caso, personas que dijeron ser vecinas de la familia organizaron una solicitud de ayuda a través de redes sociales. Mary Paz Girón fue una de las primeras; igual que Juanita León y Laura Mendoza Rojo. Por último, Caro Seba, quien proporcionó una cuenta a nombre de Esther Cecilia Jiménez para depósitos de la ciudadanía.

Ante esa iniciativa y por los continuos fraudes a través de las redes sociales, muchas personas desconfiaron y recriminaron la acción. Posteriormente, se dijo que la solicitud era por parte de vecinos. Después de las críticas en Facebook estas personas decidieron desistir y apoyar de otra manera a la familia.

El día de los hechos, Victoria fue llevada al hospital General de Valladolid, pero los doctores dijeron que por la gravedad era mejor trasladarla a Mérida. El helicóptero Bell 429 salió de nuevo hacia esa ciudad dos horas después de que había dejado al niño, para regresar por la niña e ingresarla en el Agustín O’Horán, quien ahora está en una clínica privada por la delicadeza de su salud.

Hasta el momento se desconoce avances de la salud de Victoria, quien hasta anoche continuaba en terapia intensiva; mientras que el niño ya reaccionó. También se ha dado a conocer que la abuela materna de los menores y otros familiares ya se encuentran con ellos.

El fatal accidente movilizó a policías municipales, paramédicos de la Cruz Roja y bomberos, quienes rescataron a los menores que habían quedado dentro de la estructura con graves lesiones. El conductor y su esposa que viajaba en el asiento del copiloto, quedaron prensados y murieron dentro de la camioneta Honda CR-V.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

CC