Roban dos locales de manera simultánea en Cozumel

Los delincuentes trataron de hacer un boquete detrás de una ferretería, mientras que en otro punto de la isla, una farmacia era asaltada por ladrones
martes, 14 de septiembre de 2021 · 16:13

En pleno día, dos locales fueron víctimas de los amantes de lo ajeno de manera casi simultánea. Los delincuentes trataron de hacer un boquete detrás de un negocio de ferretería, presuntamente para poder entrar a una sucursal de Banco Azteca, sin lograr su objetivo. Mientras tanto, una farmacia estaba siendo asaltada por los ladrones, donde lograron apoderarse de una computadora portátil, una cámara fotográfica, medicamentos y una cantidad de dinero que se encontraba en la caja registradora. 

Cerca de las dos de la tarde, el C5 recibió el reporte de un intento de robo a una ferretería, ubicada en la avenida 65 entre las calles 11 y 7 de la colonia Maravilla, luego de que el personal que labora en ese negocio, al llegar se percatara de un boquete en la parte trasera, en la que de acuerdo a los responsables del lugar, probablemente los delincuentes intentaron ingresar por la madrugada a la ferretería, y después al negocio de cobranza que se encuentra a un costado rompiendo la pared que colinda.

Por fortuna no lograron terminar el boquete retirándose del sitio. Al lugar arribó la policía municipal así como los agentes de la Policía de Investigación pertenecientes a la Fiscalía General del Estado (FGE), acompañados del personal del área pericial del Servicio Médico Forense (Semefo), para recabar indicios de pruebas que los delincuentes probablemente hayan dejado en el sitio. Luego de una revisión exhaustiva, se pudo constatar que los delincuentes no lograron ingresar, por lo que el robo no se consumó.

Minutos después, las autoridades recibieron un segundo reporte del robo a una farmacia denominada Aidan, donde los encargados del sitio informaron a los agentes preventivos y de investigación, que la cortina anticiclónica y la puerta principal se encontraba forzada, y a distancia observaron que no se encontraba una laptop, una cámara fotográfica y en el aparador hacían falta muchos medicamentos. 

El lugar fue acordonado con cinta roja por parte de los elementos preventivos, para tratar de no contaminar las posibles evidencias que se pudieran encontrar. Fue necesaria la presencia pericial del Semefo, para recabar evidencias y muestras de probables huellas que los delincuentes dejaron en el interior. Minutos después se retiraron del sitio sin lograr obtener información que logren detallar las apariencias de los posibles responsables de estos hechos, ya que los vecinos aledaños al sitio, aseguraron no haber escuchado o visto alguna situación delictiva.

Síguenos en Google News y recibe la mejor información

MA