Hombre mata a balazos a su padre en Cozumel

En medio de discusiones y jaloneos, presuntamente bajo los influjos de alcohol y droga, un hombre mató a balazos a su padre en Cozumel.
viernes, 13 de noviembre de 2020 · 08:17

En lo que se presume fue una mala combinación entre el alcohol y el consumo de drogas, un hombre le quitó la vida a su padre con un arma de fuego y luego se dio a la fuga. Fue detenido minutos más tarde en un predio y quedó a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE). Por este delito podría alcanzar hasta 40 años de prisión.

La mañana de este jueves se registró este parricidio, cuando un sujeto discutía con su progenitor y después de varios jaloneos detonó el arma. Los hechos ocurrieron en la calle 20 sur entre la calle 29 y 13 de la colonia San Miguel II, generándose una movilización policíaca.

Vecinos mencionaron que después de escuchar el disparo se asomaron a la puerta de sus viviendas y observaron a una persona brincando en los techos de las casas y a quien señalaron como “El Cachamocos", quien llevaba en sus manos un arma de fuego, al parecer con la que habría disparado a su padre.

Al intentar huir, el sujeto ingresó a un lote baldío para evitar ser capturado; sin embargo ante la rápida reacción de los elementos de la Policía Quintana Roo, se logró el aseguramiento, por lo que fue trasladado a los separos de la cárcel municipal y posteriormente hasta la Fiscalía General del Estado, donde fue puesto a disposición por el delito de parricidio y/o homicidio calificado, quedándose en la cárcel de la policía ministerial.

Paralelamente, elementos de criminalística arribaron a la vivienda para el traslado del cuerpo hasta el Servicio Médico Forense (Semefo) con el fin da practicarle la necropsia de ley. Los familiares realizaron la denuncia formal ante la instancia correspondiente.

De acuerdo con el artículo 88 del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, el presunto homicida podría recibir de 20 a 40 años de prisión por el delito cometido, lo que determinará la autoridad competente.

Por Karina Carrión